“Los chicos piensan la diversidad como riqueza”

José María del Corral, presidente de Scholas, “la fundación del Papa”, vino a Tucumán a clausurar un encuentro de jóvenes.

04 Nov 2016
1

EN TUCUMÁN. Alumnos que participaron del debate estudiantil del programa nacional Scholas Ciudadanía. Secretaria de Estado de Comunicación Pública.-

“Aquí estamos, haciendo lío”. Así explica José María del Corral, presidente de Scholas Occurrentes (conocida como “la fundación del Papa”), su presencia en Tucumán. “Desde 2001 estamos haciendo lío -añade-; desde que la crisis llevó a la gente a pedir a los gritos ‘que se vayan todos’, y con (el entonces cardenal) Jorge Bergoglio nos miramos y dijimos ‘esa no es la salida; lo que hay que lograr es que vengan todos, especialmente los jóvenes... y salimos a buscarlos”.

Quince años después, Tucumán ha sido la sede del cierre nacional del Programa Ciudadanía, donde más de 300 chicos de varias provincias (de los 1.600 que han participado del programa este año en todo el país), de entre 15 y 17 años, de escuelas públicas y privadas, de diferentes confesiones religiosas y laicas compartieron sus experiencias y sus problemas; formularon hipótesis sobre sus causas y encararon talleres con especialistas para tratar de proponer soluciones. Ayer presentaron sus conclusiones y sus propuestas al ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, y a las autoridades tucumanas,

Y Del Corral sonríe, feliz, porque siente que lo están logrando. “Cuando Bergoglio me dijo eso, convoqué a 30 chicos católicos y me fui a la AMIA. Era un miércoles... Invité a 30 chicos judíos y juntos fuimos a un centro islámico. Allí se sumaron otros 30 y fuimos a buscar a chicos evangelistas... -cuenta apasionadamente-. Esa tarde los 120 empezaron a conocer, a descubrir lo que los diferenciaba y lo que los unía... y los adultos descubrimos que ellos eran capaces de pensar la diversidad como riqueza”.

Lo que iba a durar unas horas generó tal entusiasmo que siguieron reuniéndose; y lo que iba a ser un grupo de reflexión terminó generando la primera ley propuesta por adolescentes (escribieron el proyecto) de la Ciudad de Buenos Aires: la Ley 2.169 (aceptada por unanimidad). La norma ordena recuperar la ciudad como espacio educativo, considerando que la educación es lo que se aprende viviendo, y que todos somos educadores, no solo docentes y académicos. “Los chicos nos están enseñando que no solo pueden... quieren comprometerse; que si los escuchamos, son capaces de mucho, muchísimo”.

Poco después se armó la primera experiencia de encuentro de escuelas (públicas y privadas, confesionales y laicas) organizado por un arzobispo, recuerda Del Corral. Empezaron con siete. “Cuatro años después, eran 7.000”, y hoy el programa funciona en 190 países de los cinco continentes.

Lo que les preocupa

“En cada provincia los chicos establecen los temas que les preocupan. En Tucumán están trabajando e investigando sobre la desintegración social y adicciones; los de Neuquén trabajaron las problemáticas de Educación y falta de espacios recreativos, y en Salta, suicidios adolescentes y adicciones. A los jóvenes de la provincia de Buenos Aires les preocupan educación e inseguridad; a los de la Rioja, la discriminación y las adicciones; y los de Corrientes abordaron la salud y el bullying”. El balance nacional -cuenta- pone en lo más alto las adicciones y la inseguridad, y sobre eso estos jóvenes elaborarán un plan de acción que será entregado al Presidente de la Nación y al papa Francisco. Además, los chicos formaron la “Red Federal de Jóvenes del Bicentenario” para poder seguir debatiendo, en esta cercanía virtual que les dan las redes, para poder seguir replicando el programa en todo el país.

“Tenemos claro que los cambios profundos van a surgir de abajo hacia arriba. Scholas está logrando, por ejemplo, combatir la deserción como no lo logran los planes del Estado: hemos creado una aplicación para los celulares que permite a los compañeros de los chicos que no van a la escuela acercarse, buscarlo y acompañarlo. La solidaridad y los lazos son la herramienta más eficaz”, destaca Del Corral... y se despide, porque va por más: “Los chicos son lo que importa, así que... ¡seguiremos haciendo lío!”.

Comentarios