Los consejeros acordaron la prórroga del tratamiento del balance 2015 de la UNT - LA GACETA Tucumán

Los consejeros acordaron la prórroga del tratamiento del balance 2015 de la UNT

El dictamen de la comisión de Hacienda había aconsejado no aprobarlo por irregularidades

25 Oct 2016
1

SESIÓN. Los consejeros superiores sesionan hoy, pero no tratarán el balance porque no figura en el orden del día. la gaceta / foto de DIEGO ARAOZ (archivo)

El orden del día de la sesión prevista para hoy no incluye el tratamiento del dictamen de la Comisión de Hacienda con la recomendación de no aprobar el balance 2015. Ayer, los miembros de la comisión se reunieron -como todos los lunes- pero el tema central fue esta omisión.

Algunos la interpretaron como una dilación que lo único que hace es estirar la crisis que sufren las cuentas universitarias. Sin embargo, acordaron posponer el tratamiento. De la reunión también participaron la nueva secretaria Económico Administrativa, Lidia Ascárate; la secretaria Académica, Marta Tuzza; y los responsables de la Dirección General de Administración (DGA).

La semana pasada, la comisión había decidido no aprobar el balance contable del año pasado . Basaron esta decisión en datos e información que llegó a la comisión, entre ellos, el informe previo de la Unidad de Auditoría Interna (UAI) que dejaba asentada varias inconsistencias.

Lo que no aparece

Entre ellas, la falta de rendición de “vales de caja” del Rectorado por un valor de $ 3,8 millones. También, la rendición de gastos de los fondos que manejó la ex secretaría de Proyectos Nacionales de Inclusión y Desarrollo, a cargo de militantes de La Cámpora.

También mencionaron que varias facultades no rindieron cuentas porque no tienen el SIU Pilagá, un sistema que permite llevar el registro de la gestión de presupuesto, la ejecución del gasto y de recaudación en las universidades.

Sólo siete facultades cuentan con este sistema, pero apenas tres tenían los registros actualizados a la fecha del cierre del balance: Arquitectura, Ciencias Económicas y Artes, según señala el dictamen de auditoría. Las demás tenían rendiciones a medias o debían mucha documentación. En tanto, las facultades de Odontología y Medicina no pudieron ser verificadas al momento del cierre, por lo tanto tampoco se sabe cómo y en qué gastaron.

Ese informe de auditoría también advierte que hay excesiva documentación pendiente de rendir, como los $ 70 millones de la Dirección de Construcciones Universitarias (por la que hay una causa judicial en trámite); más de $ 2,5 millones de Residencias Universitarias; más de $1,3 millón de la facultad de Bioquímica y $ 3,3 millones de la Secretaría de Ciencia y Técnica.

Interpretación

En un momento, la reunión de la comisión viró hacia una discusión semántica sobre los alcances de las atribuciones que por Estatuto le corresponden a la comisión de Hacienda y al Consejo Superior, en cuanto a la aprobación o no del balance. Según contaron miembros de la comisión, los funcionarios plantearon durante el cónclave que, según establece el artículo 11 (inciso 3) del Estatuto, el Consejo Superior solo puede “Aprobar el Presupuesto de la Universidad Nacional de Tucumán” y nada dice del balance. En todo caso, los consejeros solo podrían aconsejar, argumentaron.

Del otro lado, citaron el inciso 18 del mismo artículo, que señala que debe “supervisar el funcionamiento de organismos que en forma total o parcial constituyan su patrimonio con aportes de la Universidad Nacional de Tucumán”. Según ellos, esto incluiría el balance.

Comentarios