Austria decidió demoler la casa natal de Hitler

Quieren evitar que el edificio, en el municipio de Branau, se convierta en un santuario neonazi.

18 Oct 2016
VIENA, Austria.- El Gobierno austríaco anunció que demolerá la casa donde nació y pasó sus primeros tres años de vida Adolfo Hitler, para evitar que se convierta en un santuario neonazi la propiedad ubicada en Braunau am Inn, una localidad junto a la frontera con Alemania.

El ministro del Interior austríaco, Wolfgang Sobotka, dijo que la casa será tirada abajo. "El sótano puede quedar, pero encima se construirá un edificio nuevo", dijo en declaraciones reproducidas por EFE.

Sobotka aclaró que la casa será entregada al municipio de Braunau para fines caritativos u oficiales, que cumple así con la recomendación de una comisión de 13 expertos que estudió durante meses qué hacer con el edificio.

Durante años, la casa fue alquilada a la propietaria por el Estado austríaco y el municipio de Braunau para evitar que se convirtiera en un santuario neonazi.

En julio, el Gobierno austríaco aprobó una ley para expropiar el edificio, que está bajo protección por tener cimientos del siglo XVII.

La expropiación puso fin a una larga batalla jurídica con la propietaria, que se negaba a venderle el inmueble al Estado.

Hitler nació el 20 de abril de 1889 en la calle Salzburger Vorstadt, 15, de Braunau, pero a las pocas semanas su familia se mudó a otra dirección dentro de la misma ciudad, que finalmente abandonó tres años más tarde.

En 1938, tras la anexión de Austria por la Alemania nazi, el edificio fue comprado por Martin Bormann, estrecho colaborador de Hitler, y los nazis convirtieron el lugar en un "centro cultural".

Después de la guerra, el edificio fue comprado de nuevo por la familia de los propietarios originales, que permitieron la instalación de una biblioteca.

Más tarde, los inquilinos de la casa fueron una escuela, un banco, un instituto técnico y hasta 2001 un hogar para jóvenes discapacitados.

Desde entonces, la casa estaba vacía y el Estado austríaco y el municipio de Braunau pagaban a la dueña 4.700 euros (5.200 dólares) mensuales de alquiler para evitar un uso no deseado del lugar. (Télam)
Comentarios