Arranca el fin de semana: 10 motivos por los que vale la pena recorrer el sur tucumano

Se entremezclan bellezas paisajísticas con ruinas jesuíticas, áreas protegidas, espacios culturales y aguas termales.

14 Oct 2016
1

La Banderita, en el oeste de Concepción. FOTO DE UCHI MEDINA

El circuito turístico Sur de la provincia de Tucumán, que se desarrolla entre San Miguel de Tucumán y las localidades de Taco Ralo y La Cocha, y el Dique Escaba, mezcla bellezas paisajísticas con ruinas jesuíticas, áreas protegidas, espacios culturales y aguas termales en un itinerario que permite recuperar los valores tradicionales del noroeste argentino.
Las Ruinas de San José de Lules, ubicadas a sólo 2 kilómetros de la localidad del mismo nombre, ofrecen la primera muestra de la riqueza cultural y arquitectónica del circuito Sur.
El sitio, declarado Monumento Histórico, se caracteriza por la riqueza de las construcciones jesuíticas, que se manifiesta en una capilla primitiva, una escuela, talleres artesanales y una rudimentaria fábrica de azúcar.
El titular del Ente Autárquico Tucumán Turismo (EATT), Sebastián Giobellina, señaló que "el Santuario de la Reducción fue construido en honor a la Virgen del Valle" y subrayó que "la Iglesia Fundacional, que fue construida en 1851 y que es el primer edificio público de Lules, completan los atractivos religiosos de este recorrido por una zona de alto desarrollo agroganadero, industrial y comercial".
Los valores tradicionales de la cultura del noroeste se expresan con fuerza en Famaillá, la segunda parada del trayecto del circuito, una localidad ubicada en el pedemonte tucumano, a 35 kilómetros de la capital provincial, que es reconocida en la región como la Capital Nacional de la Empanada.
Los atractivos turísticos más importantes de esta localidad desarrollada a la vera del río del mismo nombre son la parroquia Nuestra Señora del Carmen, el anfiteatro Luis Sandrini, la Galería de la Veneración, el Centro Histórico Cultural del Bicentenario y el balneario municipal.
La directora de Turismo de esa localidad, Delia Fiad, afirmó que "de a poco el turismo va creciendo en toda la zona" y manifestó que esto se debe "al desarrollo de la infraestructura en muchos destinos y a la accesibilidad con la que cuentan los mismos por tierra".
El circuito Sur continúa en Monteros, que se destaca por la calidad de sus randas, que son delicadas artesanías de hilos entretejidos en un bastidor cuya metodología de elaboración se transmite de generación en generación, y según Giobellina, también "por ser una de las puertas de acceso a los Valles Calchaquíes".
Monteros, que está inmersa en un marco natural donde el verde y las aguas de los ríos de la Quebrada, Mandolo, Romano y Los Sosa son los protagonistas salientes, ofrece infinitas alternativas para realizar caminatas y disfrutar de la naturaleza y de los deportes acuáticos.
"Además, cuenta con varios sitios que permiten disfrutar la gastronomía típica de la zona del noroeste argentino", remarcó Giobellina.
La localidad de Concepción, que le da continuidad al circuito Sur, posee una desarrollada infraestructura de servicios turísticos y tiene como principales atractivos el museo del automovilismo Nasif Estéfano y las trepadas por la cuesta El Clavillo, ideales para travesías en vehículos todo terreno, mountain-bike y a caballo.
Los majestuosos Nevados del Aconquija, la Laguna del Tesoro, oculta en un área protegida, las misteriosas Ruinas de la Ciudacita, la última ciudad al sur del Imperio Inca ubicada a 4.200 metros de altura, y el encantador Parque Nacional Los Alisos son otros de los atractivos de esta zona para los turistas que quieran practicar senderismo.
El sitio arqueológico Ibatín, donde se produjo la primera fundación de San Miguel de Tucumán, se destaca en el recorrido de este circuito turístico por su Centro de Interpretación Turística y Cultural y por las visitas guiadas a los cimientos de la plaza principal, a su antiguo Cabildo, a la Iglesia Matriz y al Templo Mercedario y Orden Jesuita.
El itinerario por el sur tucumano sigue en la localidad de Simoca, uno de los núcleos más antiguos de Tucumán, que se destaca por resguardar costumbres campestres del noroeste, como el uso de sulkys como transporte y el intercambio de productos mediante la tradicional modalidad del trueque.
La reserva La Florida, ubicada a 80 kilómetros de San Miguel de Tucumán, le agrega un paisaje natural único a esa zona gracias a la riqueza de la flora del vivero Provincial, un sitio donde se produce la mayor cantidad de especies forestales ornamentales, nativas y exóticas.
El Dique Escaba, que cierra el recorrido del circuito Sur, ofrece paisajes de amplios valles de tierras fértiles que contrastan con cerros llenos de vegetación y un espejo de agua de un intenso color celeste.
Los atractivos salientes de este sitio son el murallón del dique, la cascada en Escaba de Abajo, la isla sobre el dique, ubicada en dirección a Loria Cerrada y el balneario natural sobre el río Sinquil, que se caracteriza por la calidez de sus aguas y su puente colgante.
Villa de Medinas, un reducto del pasado donde se puede apreciar con claridad la influencia colonial en la arquitectura de la zona, y Cochuna, un sitio con una abundante vegetación y varias sendas para recorrer la selva subtropical tucumana, son otros de los atractivos imperdibles en el recorrido por el circuito turístico Sur de la provincia de Tucumán.
El circuito turístico Sur de la provincia de Tucumán, que se desarrolla entre San Miguel de Tucumán y las localidades de Taco Ralo y La Cocha, y el Dique Escaba, mezcla bellezas paisajísticas con ruinas jesuíticas, áreas protegidas, espacios culturales y aguas termales en un itinerario que permite recuperar los valores tradicionales del noroeste argentino. Acá te explicamos por qué vale la pena conocer 12 lugares imperdibles.

1- Las Ruinas de San José de Lules, ubicadas a sólo 2 kilómetros de la localidad del mismo nombre, ofrecen la primera muestra de la riqueza cultural y arquitectónica del circuito Sur.

El sitio, declarado Monumento Histórico, se caracteriza por la riqueza de las construcciones jesuíticas, que se manifiesta en una capilla primitiva, una escuela, talleres artesanales y una rudimentaria fábrica de azúcar.

El titular del Ente Autárquico Tucumán Turismo (EATT), Sebastián Giobellina, señaló que "el Santuario de la Reducción fue construido en honor a la Virgen del Valle" y subrayó que "la Iglesia Fundacional, que fue construida en 1851 y que es el primer edificio público de Lules, completan los atractivos religiosos de este recorrido por una zona de alto desarrollo agroganadero, industrial y comercial".

2- Los valores tradicionales de la cultura del noroeste se expresan con fuerza en Famaillá, la segunda parada del trayecto del circuito, una localidad ubicada en el pedemonte tucumano, a 35 kilómetros de la capital provincial, que es reconocida en la región como la Capital Nacional de la Empanada.

Los atractivos turísticos más importantes de esta localidad desarrollada a la vera del río del mismo nombre son la parroquia Nuestra Señora del Carmen, el anfiteatro Luis Sandrini, la Galería de la Veneración, el Centro Histórico Cultural del Bicentenario y el balneario municipal.

La directora de Turismo de esa localidad, Delia Fiad, afirmó que "de a poco el turismo va creciendo en toda la zona" y manifestó que esto se debe "al desarrollo de la infraestructura en muchos destinos y a la accesibilidad con la que cuentan los mismos por tierra".

3- El circuito Sur continúa en Monteros, que se destaca por la calidad de sus randas, que son delicadas artesanías de hilos entretejidos en un bastidor cuya metodología de elaboración se transmite de generación en generación, y según Giobellina, también "por ser una de las puertas de acceso a los Valles Calchaquíes".

Monteros, que está inmersa en un marco natural donde el verde y las aguas de los ríos de la Quebrada, Mandolo, Romano y Los Sosa son los protagonistas salientes, ofrece infinitas alternativas para realizar caminatas y disfrutar de la naturaleza y de los deportes acuáticos.

"Además, cuenta con varios sitios que permiten disfrutar la gastronomía típica de la zona del noroeste argentino", remarcó Giobellina.

4- La localidad de Concepción, que le da continuidad al circuito Sur, posee una desarrollada infraestructura de servicios turísticos y tiene como principales atractivos el museo del automovilismo Nasif Estéfano y las trepadas por la cuesta El Clavillo, ideales para travesías en vehículos todo terreno, mountain-bike y a caballo.

5- Los majestuosos Nevados del Aconquija, la Laguna del Tesoro, oculta en un área protegida, las misteriosas Ruinas de la Ciudacita, la última ciudad al sur del Imperio Inca ubicada a 4.200 metros de altura, y el encantador Parque Nacional Los Alisos son otros de los atractivos de esta zona para los turistas que quieran practicar senderismo.

6- El sitio arqueológico Ibatín, donde se produjo la primera fundación de San Miguel de Tucumán, se destaca en el recorrido de este circuito turístico por su Centro de Interpretación Turística y Cultural y por las visitas guiadas a los cimientos de la plaza principal, a su antiguo Cabildo, a la Iglesia Matriz y al Templo Mercedario y Orden Jesuita.

7- El itinerario por el sur tucumano sigue en la localidad de Simoca, uno de los núcleos más antiguos de Tucumán, que se destaca por resguardar costumbres campestres del noroeste, como el uso de sulkys como transporte y el intercambio de productos mediante la tradicional modalidad del trueque.

8- La reserva La Florida, ubicada a 80 kilómetros de San Miguel de Tucumán, le agrega un paisaje natural único a esa zona gracias a la riqueza de la flora del vivero Provincial, un sitio donde se produce la mayor cantidad de especies forestales ornamentales, nativas y exóticas.

9- El Dique Escaba, que cierra el recorrido del circuito Sur, ofrece paisajes de amplios valles de tierras fértiles que contrastan con cerros llenos de vegetación y un espejo de agua de un intenso color celeste.

Los atractivos salientes de este sitio son el murallón del dique, la cascada en Escaba de Abajo, la isla sobre el dique, ubicada en dirección a Loria Cerrada y el balneario natural sobre el río Sinquil, que se caracteriza por la calidez de sus aguas y su puente colgante.

10- Villa de Medinas, un reducto del pasado donde se puede apreciar con claridad la influencia colonial en la arquitectura de la zona, y Cochuna, un sitio con una abundante vegetación y varias sendas para recorrer la selva subtropical tucumana, son otros de los atractivos imperdibles en el recorrido por el circuito turístico Sur de la provincia de Tucumán.
Comentarios