Es “inminente” una decisión por los gastos sociales, afirmó Silman

El titular subrogante de la Cámara deslizó que Jaldo y los legisladores analizan los cambios. El caso de las valijas, las causas judiciales y las declaraciones del oficialista Ramírez mantienen tensos los ánimos en la Cámara.

10 Ago 2016
1

DEBATE. Silman (a la cabecera) preside la comisión de Labor Parlamentaria. prensa legislatura

Las valijas cargadas con cientos de millones de pesos para supuestos subsidios que circularon en 2015; las múltiples causas judiciales abiertas por el manejo de esos fondos; y las recientes declaraciones del legislador oficialista Reneé Ramírez (adujo que no le alcanzan $ 150.000 por mes para esas ayudas sociales) parecen haber precipitado una decisión sobre la cual se viene hablando desde hace meses en el Poder Legislativo. Según el presidente subrogante del cuerpo colegiado, Julio Silman (bloque Tucumán Crece), están analizando alternativas junto a los demás espacios políticos para cambiar el régimen actual de “gastos sociales”.

Ayer, la mesa de autoridades de la Cámara y los presidentes de los bloques políticos se reunieron en la comisión de Labor Parlamentaria para definir los temas de la sesión prevista para mañana a las 8.30. Al salir, Silman le expresó a LA GACETA que no tenía problemas en expresar su postura con respecto al régimen de subsidios que otorga la Legislatura. “Nosotros estamos facultados a ayudar a instituciones y a personas. El Poder Legislativo en la cabeza del presidente (Osvaldo Jaldo) y los bloques políticos entendemos que es muy importante el rol social que cumple este poder con respecto a prestar asistencia ante determinadas necesidades particulares (de vecinos)”, señaló el ex intendente de Alderetes. Agregó luego que observó los “cuestionamientos mediáticos” con respecto a los gastos sociales. “Desde el primer día, las bancadas políticas están trabajando para tomar alguna decisión con respecto a las ayudas a personas. Creo que es inminente alguna resolución que pueda tomar la Presidencia de la Legislatura, en pos de las sugerencias que formule cada bloque político”, expresó Silman.

El vicepresidente 2° de la Cámara, el radical Ariel García, consideró que “sería positivo terminar con el actual sistema de ayudas sociales”. “La sociedad debe conocer a los destinatarios de los fondos, porque los tiempos que corren, de tanta dificultad y necesidad, exigen que así se haga”, afirmó el vicepresidente de la UCR local. Y señaló que “esta es una gran oportunidad para empezar una reforma política en serio”.

Los subsidios que otorga el Poder Legislativo quedaron en el ojo de la tormenta en el 2015 electoral. En noviembre pasado, LA GACETA dio a conocer que un empleado de Tesorería de la Cámara recogía a menudo maletas de una sucursal bancaria céntrica y las llevaba a la sede de la Legislatura de calle Muñecas al 900. Según un informe que publicó este diario el sábado, de esa manera fueron extraídos el año pasado $ 615,6 millones para Transferencias, una partida que incluye las ayudas sociales a personas y otros auxilios económicos por parte del Estado.

Tras la difusión del caso, fueron abiertos expedientes en el fuero penal federal (por posible evasión tributaria) y provincial (por presunto fraude a la Administración Pública). Además, dos legisladores plantearon demandas ante la Sala II de la Cámara en lo Contencioso Administrativo. El radical Euduro Aráoz alega el derecho al acceso a la información pública para que se divulgue el destino de los subsidios otorgados en 2015; el macrista Luis Brodersen pidió que el tribunal se expida sobre la constitucionalidad del régimen de subsidios.

El domingo pasado, Ramírez le confirmó a LA GACETA que maneja $ 150.000 al mes bajo ese concepto; advirtió que muchas veces ese monto no le alcanza para cubrir las demandas sociales (como la compra de medicamentos). Los dichos del dirigente manzurista caldearon los ánimos en el cuerpo.

El lunes a la tarde hubo una reunión del bloque oficialista Tucumán Crece. Según las versiones, se habló sobre los dichos de Ramírez. Al parecer, el gremialista pidió disculpas por sus declaraciones, pero hubo “compañeros” que quedaron molestos (sobre todo por el monto que mencionó el peronista).

Ese día, además, Jaldo reunió a algunos referentes de la Cámara. Entre ellos, Silman y los vicepresidentes 1° y 2°, Guillermo Gassenbauer (PJ) y Ariel García (UCR), respectivamente. Los legisladores presentes quedaron con la sensación de que se avecinan cambios al mecanismo de ayudas, puesto que el vicegobernador les habría pedido otra vez -lo había hecho meses atrás- que eleven alternativas para superar el régimen actual. Por eso ayer, tras la reunión de la comisión de Labor Parlamentaria, Silman señaló que ese sería “inminente”.

Comentarios