Le pegaron un tiro y murió porque su mujer se opuso a que le hicieran una transfusión de sangre

La esposa de la víctima es testigo de Jehová y por sus creencias religiosas se niegan a ciertas prácticas médicas.

29 Jul 2016
1

HOSPITAL DE BUENOS AIRES. Aquí falleció la víctima del robo. FOTO TOMADA DE CLARIN.COM

Un hombre de 57 recibió un disparo durante un asalto, su familia se negó a que le realizaran una transfusión de sangre y murió desangrado. Ocurrió en el partido de Tres de Febrero, en Buenos Aires.

José Alberto López, asistente de un contador público, fue abordado por cuatro delincuentes que quisieron robarle la camioneta cuando se encontraba en la puerta de su casa. López no se resistió y entregó su Ford EcoSport color negro, pero uno de los ladrones disparó igual, publicó el diario Clarín.

El proyectil le perforó los pulmones. El hombre fue trasladado al hospital y cuando los médicos se disponían a operarlo, llegó la orden de no hacerlo. López agonizó unas horas y murió.

Hay un detalle que generó polémica: la esposa de la víctima es testigo de Jehová. Por sus creencias religiosas, ella se opone a las transfusiones de sangre, entre otros procedimientos médicos. Sin embargo, su marido era católico. Igualmente ella firmado la documentación necesaria para hacerse cargo de la responsabilidad de haberse opuesto a las transfusiones.

Temas

Spike
Comentarios