Un auditor advierte que la terminal tendría que estar finalizada

El arquitecto Miguel Abboud precisó las anomalías halladas. “Esta denuncia es parte de la campaña persecutoria que Sánchez inició en mi contra”, dijo el ex intendente Morelli.

29 Jul 2016
La obra de construcción de la terminal de ómnibus de Concepción tendría que estar ya concluida en función de la inversión que acredita hasta ahora el proyecto. Es la conclusión que sacó el arquitecto Miguel Abboud, secretario de Obras y Servicios Públicos de la Municipalidad de esa ciudad. El profesional estuvo a cargo de la auditoría que ordenó el intendente Roberto Sánchez respecto de los trabajos del proyecto de la Estación de Transferencia de Pasajeros que concretó la anterior gestión de Osvaldo Morelli, actual legislador del bloque oficialista Tucumán Crece.

La revisión de Abboud determinó que la obra, en sus diferentes etapas, revela sobreprecios y trabajos por más de $ 2 millones que fueron certificados por el ex jefe comunal, pero que no estarían ejecutados. “Desde 2010, cuando se decidió avanzar con la construcción de la terminal de ómnibus, la administración de Morelli utilizó recursos propios y otros $ 15 millones de la Nación en una obra que costaba menos en 2014, en comparación con proyectos de igual magnitud”, dijo Abboud.

El funcionario recordó que aún estaba pendiente el envío de otros $ 15 millones. Abboud está convencido de que la administración “morellista”, cuando recibió los fondos prometidos por el entonces secretario de Obras Públicas de la Nación, José Francisco López, procedió a certificar trabajos ya ejecutados con fondos propios. López es oriundo de Concepción.

“Creemos que con todo el dinero que manipuló (la administración anterior) correspondiente al proyecto de la terminal ya se tendrían que haber concluido otras dos obras similares”, arriesgó por su parte el secretario de Gobierno municipal, Julio César Herrera. “Estamos poniendo las irregularidades detectadas en conocimiento de la Nación y de la Justicia Federal”, insistió.

La constatación de obra a cargo de Abboud y de la escribana Clara Sarmiento estableció que la cerca perimetral de zócalo de hormigón con reja metálica de 1.300 metros de longitud, que figura con certificación correspondiente a un trabajo ejecutado, no existe y sólo se encuentra una antigua cerca olímpica. El costo presupuestado es de $ 1.055.000. En su informe, Abboud también refiere que tampoco se encuentran realizadas las colocaciones de artefactos y griferías en cuatro baños, a pesar de estar certificadas. Lo mismo ocurre con el cielorraso e instalaciones eléctricas que aparecen como concluidas. A la carpintería de aluminio, también certificada, le resta una ejecución del 50%, según la auditoría.

Morelli, como se sabe, rechazó las presuntas anomalías advertidas en el proyecto de la Terminal. El legislador aseguró que todos los trabajos e inversiones cuentan con el visto bueno de la Nación. “Que (Roberto) Sánchez deje de denunciar tonteras. Todo lo hecho está en orden y con presupuestos que recibieron elogios por estar por debajo de otras provincias”, sostuvo el ex intendente alperovichista. “Esto es parte de la campaña persecutoria que Sánchez inició contra mi persona desde que se hizo cargo de la intendencia”, concluyó. (C)

Comentarios