Panamá Papers: imputan al intendente de Lanús por enriquecimiento ilícito

El presidente Macri también está investigado

29 Jun 2016
1

BUENOS AIRES.- El ex ministro de Hacienda de la Ciudad y actual intendente de Lanús, Néstor Grindetti, fue imputado por enriquecimiento ilícito, en el marco del escándalo conocido como Panamá Papers.

El fiscal federal Patricio Evers resolvió imputar al intendente de Lanús, por el poder legal que tenía para operar con la empresa Mercier International SA, constituida en Panamá en 2010, y otro para gestionar fondos de la compañía depositados en el banco suizo Clariden Leu Limited.

Según se indicó, el fiscal solicitó a la jueza María Romilda Servini de Cubría librar exhortos a Suiza y a Panamá para conocer la información que tienen sobre la vinculación de Grindetti con esa empresa y la cuenta bancaria.

Al respecto, la Justicia federal no mostró ayer muchas expectativas en que Suiza preste suficiente colaboración en el marco de las investigaciones abiertas contra dirigentes políticos argentinos.

También se solicitó las declaraciones juradas de Grindetti desde diciembre de 2008 hasta ahora ante la AFIP, el Gobierno porteño y la Municipalidad de Lanús.

La causa es un desprendimiento del escándalo por los Panamá Papers, que instruye el juez Sebastián Casanello y en donde fue imputado el presidente Mauricio Macri por su participación en dos sociedades: Kagemusha y Fleg Trading LTD.

Exhortos

En este sentido, trascendió que la Cancillería dio curso a dos exhortos librados por el juez Casanello, uno a Panamá y el otro a Uruguay, en el marco de la causa en la que se investiga al presidente Macri por presunta omisión maliciosa en su declaración jurada de las dos empresas off shore.

En tanto, el fiscal de instrucción Martín Niklison formuló una denuncia contra Grindetti a partir de artículos periodísticos que dieron cuenta que Grindetti manejó dos poderes otorgados por el estudio de abogados Mossack Fonseca, radicado en la República de Panamá, para manejar dos empresas off shore.

Evers describió a Mossack Fonseca como una “empresa sospechada de crear empresas fantasma y de su vinculación con delitos de blanqueo de capitales de origen y de evasión impositiva”.

La denuncia había sido presentada junto con a otra contra Macri en el juzgado a cargo de Casanello, quien ya investigaba al presidente, por lo que tomó sólo la parte de la denuncia relacionada al primer mandatario. Así ordenó abrir una causa para analizar el caso de Grindetti, que recayó en manos de la jueza Servini de Cubría y del fiscal Evers.

Análisis

Ahora, se analiza si el entonces secretario de Hacienda entre julio de 2010 y el mismo mes de 2013, manejó un poder especial para operar con relación a la firma Mercier International; y otro el 15 de julio de 2010 para manejar una cuenta en un banco Suizo a nombre de Clariden Leu Ag.

“Este escenario plantea la posibilidad de que el señor Grindetti en ese entonces, pero también a la fecha en ejercicio de funciones públicas sin justificación, hubiera visto incrementado su patrimonio en forma apreciable, lo cual, por lo demás no habría sido plasmado en distintas declaraciones juradas”, escribió en su dictamen el fiscal. (DyN-Télam)

Comentarios