¿Fue correcta la decisión de Messi?

El anuncio del mejor del mundo sorprendió a todos ¿Modificará su postura? Por ahora sólo hay interrogantes.

28 Jun 2016
1

MUEREN POR ÉL. Muchos hinchas fueron ayer a recibir a la delegación y le pidieron a Messi que siga en la Selección. Dyn

Justificamos a los corruptos 

Juan Manuel Montero - LG Deportiva

Lleva el 10 en la espalda, símbolo de jerarquía, de precisión, de estrategia. Lleva el 10 que supieron lucir Mario Kempes, Diego Maradona, Juan Román Riquelme o Ariel Ortega. Es el distinto. El que hace lo que los demás no. Lionel Messi no sólo es el símbolo de la Selección. Es el único distinto. Los otros, del montón. Por eso a él se le pide que gane solo los partidos de un deporte colectivo. Si Messi sobresale y es único en Barcelona es porque hay 10 compañeros que lo ayudan. Si Maradona sacó campeón a un equipo medio pelo como Napoli, o a un conjunto como el que pergeñó Bilardo en el 86 fue porque sus compañeros lo ayudaron. ¿Di María o Lamela son Neymar? ¿Agüero o Higuaín son Suárez? ¿Banega es Iniesta? Por favor... Y para peor, Messi nació y quiso jugar aquí, donde hay 44 millones de técnicos. Un país donde muchos justifican a un funcionario corrupto pero crucifican a quien falla un penal. La 10 te queda pintada Lionel. Lástima que juegue para Argentina.

Tan doloroso como necesario

Leo Noli - LG Deportiva

La imagen de su llanto desconsolado contrastó con esa fría voz que le decía adiós a la Selección. ¿Por qué habrá decidido pegar el portazo Lionel Messi? ¿Por las cuatro finales, tres seguidas, que perdió con Argentina? Es un argumento válido, pero no determinante para un ganador que nunca encontró reparos en levantarse del barro cuando cayó.
Algo hay. Da la impresión que sus cañones apuntan hacia la AFA, porque Messi, el callado, se hartó de callar. Se hartó de ser el árbol que tapa el bosque. La AFA fue Drácula y él un donante de sangre. Su decisión no pareció haber sido en caliente.
Quizás Messi, el que sufre por 44 millones de argentinos ante un destino dañino, haya tomado la posta con su adiós. Quizás quiso decir, o la AFA o yo. Así no se puede seguir. Ante un panorama tan oscuro y desalentador desde lo dirigencial y estructural es hora hacer borrón y cuenta nueva. Messi dio el primer paso. Doloroso, por cierto, pero necesario. Así no se puede seguir.

No deja de sorprendernos

Nicolás Iriarte - LG Deportiva

Miro el teclado e intento escribir algo distinto. Algo que no se haya dicho ya sobre Lionel Messi y su renuncia. Cuesta. No sólo porque desde ayer hasta hoy no se habló de otra cosa y parece que el lugar común se torna inevitable. Comparar nuestro trabajo con el fútbol también lo es pero igual pienso en cuantas cosas diferentes hizo Messi, en cuanto nos sorprendió, sobre todo en Barcelona. Ya sea con goles, títulos, récords o gambetas inclasificables. Con lo difícil que es sorprenderse en estos tiempos.

La separación entre el Messi de Barcelona del de la Selección parece tan ordinaria a esta altura como la del Diego Maradona “persona” y “jugador” pero quizás ahora tenga sentido. Con la camiseta argentina, la sorpresa fue menor. Pero Messi solo imitó lo que hizo el equipo desde 1993: no levantó una copa. Tal vez, lo que más nos sorprendió de él en la Selección fueron sus palabras pos partido ante Chile: “La Selección se terminó para mí”. Lo hizo otra vez. Volvió a sorprendernos pero creyendo que a cualquier derrota le sigue la renuncia. El pensamiento más corriente. Justo él, el que más nos sorprende.

El mejor jugador de todos los tiempos

Guillermo Acosta - Jugador de Atlético

Vi el partido contra Chile pero me enteré (ayer) por la mañana que había renunciado a la Selección. Es una lástima que (Lionel) Messi haya tomado esa decisión, una verdadera lástima. Para mi él es el mejor jugador de todos los tiempos.

Me parece que después de lo que pasó el domingo, con el penal y el resto del partido, le están tirando con todo pero sólo a él, como si tuviera toda la culpa de lo que pasó. No es justo. Si hubiésemos tenido en la Selección jugadores como los que él tiene de compañeros en Barcelona hubiese sido otro el final de esta historia. Es mi opinión y también queda a criterio de los periodistas, los hinchas y los otros jugadores. Pero yo pienso así.

Messi es Messi y va a seguir siendo Messi a pesar de que renuncie a la Selección y no vuelva más. ¿Qué es ser Messi? El mejor jugador de todos los tiempos y eso no lo va a cambiar una final perdida como sucedió el domingo contra Chile. Ni una ni dos ni tres.

Comentarios