Quinteros: "que el pasado sirva para la comprensión del presente"

Charlas del Bicentenario - Inés Quinteros

La directora de la Academia Nacional de Historia de Venezuela dio su visión sobre el 9 de Julio de 1816 y del Bicentenario

12 Ago 2016

Durante el Congreso del Bicentenario en Tucumán, la periodista Irene Benito entrevistó a Inés Quinteros, directora de la Academia Nacional de Historia de Venezuela. En el anfiteatro del Hotel Hilton, la escritora nacida en Caracas dio su punto de vista sobre el significado del 9 de Julio de 1816. 
"Fue algo muy singular. Porque en 1816, cuando se declara la Independencia de Argentina, aquí, en Tucumán, el continente estaba en sentido contrario. Venezuela, por ejemplo, era un desastre; lo mismo pasaba en Chile y en Colombia. Y si uno lo piensa, es excepcional en el continente americano lo que ocurre en esta provincia como historiadores y estar aquí es un lujo. Las independencias de otros países terminan siendo un proyecto a terminar luego de lo que ocurre aquí en 1816.
"La historia tiene que ser un paso para la discusión. La historia no puede ser un espacio para dogmatizar, para sentenciar; para marcar pautas. Y creo que cuando la historia sale del terreno del debate historiográfico y entra en el del político pierde totalmente el sentido crítico. Porque si tú tienes la necesidad de establecer una premisa con el pasado deja de ser historia y estás haciendo ideología; estás haciendo político. Y eso tiene un enorme peso, como pasó en este país en los últimos años. 
Quinteros y su reflexión sobre el Bicentenario. 
"Es importantísimo que un hecho histórico, que se perfila como tan remoto, nos ponga en el presente en una perspectiva de a dónde estábamos y a dónde estamos, es, sobre todo, hacia dónde vamos. Que el pasado sirva para la comprensión del presente, pero, sobre todo, para la proyección del futuro. 
El enorme compromiso que tenemos en los bicentenarios es saber que somos los responsables de conservar, enriquecer y ampliar esa importante fuerza histórica que se inició hace 200 años. 
Los bicentenarios son unos recordatorios de decir que estamos aquí y seguimos siendo república. Tenemos la enorme responsabilidad de que esa importante ruptura que ocurrió hace 200 años pueda ser un proceso consolidándose por mayor pluralidad, mayor libertad de expresión; de que seamos ciudadanos que construyamos el siglo XXI con mayores fortalezas republicanas

Durante el Congreso del Bicentenario en Tucumán, la periodista Irene Benito entrevistó a Inés Quinteros, directora de la Academia Nacional de Historia de Venezuela (ANH). En el anfiteatro del Hotel Hilton, la escritora, nacida en Caracas, dio su punto de vista sobre el significado del 9 de Julio de 1816. 

"Fue algo muy singular. Porque en 1816, cuando se declara la Independencia de Argentina, aquí, en Tucumán, el continente estaba en sentido contrario. Venezuela, por ejemplo, era un desastre; lo mismo pasaba en Chile y en Colombia. Y si uno lo piensa como historiador, es excepcional en el continente americano lo que ocurre en esta provincia, y estar aquí es un lujo. Las independencias de otros países terminan siendo un proyecto a terminar luego de lo que ocurre en Tucumán en 1816", confiesa.

Sobre su visión del país en los últimos años, Quinteros explica: "la historia tiene que ser un paso para la discusión. La historia no puede ser un espacio para dogmatizar, para sentenciar ni para marcar pautas. Y creo que cuando la historia sale del terreno del debate historiográfico y entra en el del político pierde totalmente el sentido crítico. Porque si tú tienes la necesidad de establecer una premisa con el pasado deja de ser historia y estás haciendo ideología; estás haciendo político. Y eso tiene un enorme peso, como pasó en este país en los últimos años". 

Por último, la historiadora explica su visión sobre el Bicentenario. "Es importantísimo que un hecho histórico, que se perfila como tan remoto, nos ponga en el presente en una perspectiva de 'a dónde estábamos y a dónde estamos', es, sobre todo, 'hacia dónde vamos'. Que el pasado sirva para la comprensión del presente, pero, sobre todo, para la proyección del futuro", dice. 

Y agrega: "el enorme compromiso que tenemos en los Bicentenarios es saber que somos los responsables de conservar, enriquecer y ampliar esa importante fuerza histórica que se inició hace 200 años. Los Bicentenarios son unos recordatorios de decir que estamos aquí y seguimos siendo república. Tenemos la enorme responsabilidad de que esa importante ruptura que ocurrió hace 200 años pueda ser un proceso consolidándose por mayor pluralidad, mayor libertad de expresión; de que seamos ciudadanos que construyamos el siglo XXI con mayores fortalezas republicanas". 

Comentarios