Podrán hacer los festejos del Bicentenario sin licitación - LA GACETA Tucumán

Podrán hacer los festejos del Bicentenario sin licitación

El bloque oficialista, con apoyo de un radical, se tomó revancha de la sesión pasada y aprobó la ley que aguardaba el Poder Ejecutivo.

27 May 2016
1

OFICIALISTA. Caponio (de pie), que defendió el proyecto, habla con sus pares.

El oficialismo de la Legislatura logró subsanar ayer el descuido en el que había incurrido en la sesión pasada, cuando la mayoría de sus miembros salieron del recinto para almorzar y los opositores aprovecharon para frustrar la sanción del proyecto que otorga facultades excepcionales de contratación al Ente del Bicentenario y a tres reparticiones del Poder Ejecutivo.

Ayer, tal como lo había anticipado el vicegobernador Osvaldo Jaldo, el bloque Tucumán Crece hizo prevalecer su amplia mayoría (contó demás con el apoyo de un radical) para lograr la aprobación de la norma que habilita los contratos directos, sin tope ni necesidad de cotejo de precios, para bienes y servicios enmarcados en los festejos por los 200 años de la Declaración de la Independencia.

Esa facultad podrá ser aplicada por el Ente del Bicentenario 2016, que preside el gobernador Juan Manzur; por la Secretaría General de la Gobernación, a cargo de Pablo Yedlin; por el Ente Autárquico Tucumán Turismo, que coordina Sebastián Giobellina; y por el Ente de Cultura de la Provincia, que encabeza Mauricio Guzman.

Los opositores cuestionaron la herramienta excepcional que recibieron estos funcionarios. Hablaron de falta de planificación por parte del Gobierno provincial; pusieron en duda los controles que realiza el Tribunal de Cuentas (TC); y apuntaron que el Ente del Bicentenario ya venía celebrando contratos millonarios sin licitación.

El oficialista Marcelo Caponio, titular de la comisión de Asuntos Constitucionales, defendió el proyecto de ley que habían elevado sus pares Julio Silman (presidente subrogante de la Legislatura), Guillermo Gassenbauer (vicepresidente 2° del cuerpo) y Ramón Santiago Cano (jefe del bloque Tucumán Crece). “El Ente del Bicentenario viene realizando muchas actividades, como congresos y eventos culturales”, indicó Caponio. Afirmó que la herramienta de la contratación directa será crucial para las actividades oficiales por el 9 de Julio. “El bloque Tucumán Crece toma la decisión política de lograr que estos festejos sean los mejores. Y asumimos la responsabilidad de todas las facultades que vamos a otorgar”, manifestó. Apuntó luego que no hay indicio alguno de irregularidades. “En lo personal, creo que la oposición está apostando a que los festejos fracasen, solamente para tener un argumento político”, añadió el apoderado del FPV en Tucumán.

Los opositores le salieron al cruce. José María Canelada (titular del bloque UCR) señaló que “faltó planificación real” y advirtió que se estaba aplicando “como regla” una potestad excepcional. “No sirve el argumento de que este cheque en blanco es para los festejos del Bicentenario”, explicó el radical. Explicó luego que, según documentos oficiales, el Ente para el Bicentenario efectuó en el último tiempo contratos directos que superan los $ 25 millones. Además, cuestionó el pago de $ 12,4 millones por dos trailers que estarían afectados a los eventos. “El instrumento del Tribunal de Cuentas tiene un argumento intolerable, y es que (los contadores fiscales) dicen: ‘no me voy a referir a tal cosa porque no sé de qué se trata; pero no importa, porque este dinero no es mío sino de los tucumanos’. Si otorgamos estas facultades excepcionales en un contexto en el que los órganos de control son laxos, para ser educado con el eufemismo, no sé si esta herramienta aportará al interés público”, agregó Canelada.

Claudio Viña (Fuerza Republicana) recordó que la ley de creación del Ente del Bicentenario fue sancionada en 2005. “Fue una idea previsora, con 11 años de anticipación. Sin embargo, ahora surge la urgencia y a poco más de 40 días se intenta subsanar omisiones y faltas de planificación”, lanzó el bussista. Advirtió que las razones formales expresadas por el oficialismo no encuadran en las excepciones previstas por la normativa vigente para contratos en el Estado. “Vivimos en un Tucumán empobrecido, que no ha tenido una sola obra de envergadura en estos 15 años. No hay estadio único, ni dique, sólo casinos y call center”, remarcó Viña.

Juan Orellana, ex intendente de Famaillá, expresó su apoyo por la iniciativa. Pero pidió que también se tenga en cuenta a su pueblo natal (donde su esposa Patricia Lizárraga es la jefa municipal) y al resto del interior para celebrar la fecha patria. “Algunos se nos reían cuando construimos la réplica del Cabildo”, destacó el oficialista.

Alberto Colombres Garmendia (PRO-Cambiemos) calificó de “aberrante” la iniciativa. “No sé si estamos frente a una improvisación tremenda del PE o frente a una maniobra para eludir controles de este cuerpo colegiado y de los ciudadanos”, afirmó. Agregó que las características de la iniciativa lo “obligan a desconfiar”. Y recordó que, según la ley del Ente del Bicentenario, desde 2005 Manzur debía rendir cuentas semestralmente a la Cámara sobre la organización de los eventos. “No sólo no hubo informes, sino que ahora entregamos este ‘premio’”, relató el macrista. E ironizó: “tengo la esperanza de que este debate se extienda, el oficialismo se levante a almorzar y podamos ganar esta votación”.

Silvio Bellomío, del bloque Peronismo del Bicentenario, opinó que hubiera sido un buen signo que los funcionarios encargados de los eventos concurrieran a las comisiones de labor legislativa para brindar datos. “Es manifiesta la improvisación”, advirtió. Alfredo Toscano, también afín a la gestión del municipio capitalino, apuntó contra el antecesor de Manzur. “Durante 12 años nos gobernó una misma persona, José Alperovich. Era un contexto magnífico para planificar. Pero evidentemente nos gobernó un enano político, que pretendía querer convertirse en Celestino Gelsi”, sostuvo el peronista disidente. Y agregó: “es muy triste la flaca herencia que dejamos a la generación del Tercer Centenario”.

La oficialista Silvia Rojkés, cuñada del ex mandatario y hermana de la ex senadora Beatriz Rojkés, criticó a Toscano. “Me parece que aquí nadie merece insultos. Ojalá el Inadi actúe de oficio por los conceptos descalificadores que tuvo”, indicó.

El radical Luis González (bloque unipersonal Arturo Illia) fue el único opositor que votó a favor de la medida. Señaló que, como ex jefe municipal de Simoca, entendía los imprevistos y la necesidad de realizar contratos directos. “La licitación pública no es garantía de transparencia. Pero voy a pedir los informes que hoy están faltando”, indicó el ex intendente.

El peronista Cano cerró el debate defendiendo la gestión de Alperovich. “Muchas cosas se hicieron con urgencia, como escuelas, casas, hospitales”, sostuvo.

Finalmente, el oficialismo tuvo sus 28 votos, sumó el de González y se impuso sobre las 10 voluntades de la oposición. Así, pese a la semana de demora, la Legislatura cumplió con la ley que estaban esperando en la Casa de Gobierno.

Comentarios