El Gobierno negocia con ingenios del norte

Diálogos para que se exporte sólo azúcar.

19 May 2016
El Poder Ejecutivo (PE) solicitó el martes a la Legislatura la postergación del tratamiento de la reforma de la Ley Azucarera, que estaba previsto para hoy. Ante ese pedido, las autoridades de la Cámara definieron que el proyecto sectorial sea debatido en una sesión especial la próxima semana, según confirmó ayer el titular del cuerpo legislativo, Osvaldo Jaldo.

El pedido oficial fue efectuado por el Ministerio de Desarrollo Productivo, a cargo de Juan Luis Fernández. El objetivo fue lograr tiempo para terminar de ajustar los cambios de la norma y de cerrar acuerdos entre los ingenios locales y también con las compañías de Salta y Jujuy.

El Gobierno comenzó a dialogar con las fábricas de esas provincias, en particular, con Ledesma (Jujuy) y Tabacal (Salta) para consensuar un escenario nacional. La negociación se centra en que los privados se pronuncien a favor de un mayor control y de equiparar las condiciones de exportaciones, es decir, que se comercialice azúcar blanco y negro y que no se considere a la producción de bioetanol como excedente exportable.

El vicegobernador dijo ayer que una de las modificaciones de la ley es orientada a establecer que las exportaciones sean “físico sobre físico” (es decir, sólo azúcar).

En una nueva reunión, Jaldo y otros legisladores recibieron a representantes de entidades cañeras en la Legislatura. En las últimas semanas, hubo encuentros con industriales del Centro Azucarero Regional de Tucumán (CART) y cooperativas cañeras, entre otros sectores.

Otto Gramajo, titular del Centro de Agricultores Cañeros de Tucumán (Cactu), expresó que en el encuentro se planteó mayor control sobre la producción en los ingenios, que se determinen responsables directos de los mecanismos de control y que los directores del organismo de regulación, Ipaat, no perciban un sueldo, entre otros puntos.

Comentarios