Mueren dos personas y tres quedan graves tras un choque

La esposa de una de las víctimas mortales estaba embarazada y perdió a su bebé; sus hijos llegaron graves al Hospital de niños. Uno de los fallecidos es Juan Lazo, futbolista de la Liga y changarín del Mercofrut.

16 May 2016
2

TRABAJO. Las largas horas de labor en el Mercofrut no impidieron que Juan Lazo jugara en la Liga Tucumana. la gaceta / archivo

Dos hombres -uno de ellos, el futbolista de la Liga Tucumana y changarín del Mercofrut, Juan Lazo- murieron en un fuertísimo choque de motos que ocurrió ayer en la entrada a San Cayetano, sobre la autopista. Además, una mujer embarazada perdió a su bebé y sus dos hijos llegaron en estado delicado al Hospital de Niños.

Según una fuente policial, el accidente ocurrió minutos antes de las 10 de ayer. Lo que le contaron los testigos de la escena a la Policía es que Lazo estaba llegando en su Honda a San Cayetano cuando se encontró de frente con la otra moto, manejada por un hombre de apellido Acosta, que viajaba con su familia en un rodado de 110cc. Éste último habría ido en contramano, siempre según el testimonio que brindaron los que vieron el choque.

Las cinco personas que participaron de la colisión salieron despedidas de las motos. La peor parte se la llevaron los conductores. Lazo murió al instante por el impacto. Acosta quedó tendido en estado gravísimo.

Futbolista changarín

Lazo tenía 37 años y todavía jugaba al fútbol en San Juan. También pasó por otros equipos de la Liga Tucumana como Social Lastenia y Deportivo Amalia. Su historia fue retratada en LA GACETA en diciembre de 2012. En esa ocasión el futbolista había contado que muy temprano se iba al Mercofrut, luego iba a entrenar y por la tarde noche volvía a recorrer los pasillos llenos de frutas y verduras. Estaba casado y tenía dos hijos, un varón y una nena.

Muerte en la guardia

Cuando llegaron las ambulancias al lugar, los integrantes de la familia Acosta fueron a tres lugares diferentes. El padre fue llevado al Hospital Padilla. Su mujer, cuyo nombre no trascendió, fue llevada hasta la Maternidad porque se encontraba embarazada. En tanto los niños, un varón y una nena, llegaron a la guardia del Hospital de Niños.

El conductor de la moto llegó con vida al Padilla pero murió algunos minutos después de que lo revisaran en la guardia. El impacto del choque y los golpes posteriores, al salir despedido, hicieron que quedara en un estado delicado. No resistió.

Una allegada a la familia confirmó a este medio que la mujer también se encontraba en estado delicado y que, lamentablemente, no habían podido salvar el embarazo.

Los menores llegaron muy golpeados a la guardia del centro asistencial de Barrio Sur. Algunas horas después de la llegada, la nena fue llevada hasta el quirófano. Si bien los familiares esperan que se recuperen, LA GACETA no pudo comunicarse con las autoridades del hospital para conocer con exactitud su estado.

Comentarios