Alumnos de Veterinaria denuncian que dieron examen sentados en el piso - LA GACETA Tucumán

Alumnos de Veterinaria denuncian que dieron examen sentados en el piso

El decano de Agronomía lo niega, pero los estudiantes confirman que un grupo tuvo que rendir en un aula donde no había bancos.

08 Abr 2016
9

FOTOS ENVIADAS POR WHATSAPP

En un pasillo, sentados en el suelo y con las carpetas apoyadas sobre las piernas cruzadas. Así tuvieron que rendir un examen parcial alumnos de primer año de la carrera de Veterinaria, de la Facultad de Agronomía y Zootecnia de la Universidad Nacional de Tucumán.

Uno de los jóvenes denunció a LA GACETA que la situación se produjo el miércoles a la tarde, cuando tenían que rendir Anatomía I. "Desde las las 15.30 estuvimos dando vueltas por toda la facultad por que no había aulas que albergaran tantas personas", contó una estudiante.

"Éramos más de 500 alumnos esperando para rendir. Al final, nos repartieron en tres aulas, repletas. Y aún así, un grupo tuvo que rendir en medio de un pasillo, sentados en el piso ya que la facultad no cuenta con los recursos para tanta gente", señaló.

"Es inhumano y una falta de respeto tanto para la cátedra de Anatomía, que no cuenta con las medidas para proceder un examen en estas condiciones, y para todo el alumnado que tuvo que pasar por esta vergüenza", indicó otro estudiante.

"Los docentes están desbordados, el recurso edilicio es escaso y no estaba prevista la cantidad de alumnos", confirmó Dorkas Andina Guevara, secretaria de Finanzas de Adiunt, docente de Agronomía. 

"El presupuesto es precario y es preocupante, porque el docente es también una víctima de esta situación. Hay pedidos para la compra de bancos y está en construcción un anfiteatro en El Manantial, que puede ayudar a descomprimir las aulas", indicó. 

El decano de la Facultad de Agronomía, Héctor Navarro, dijo que no es cierto que los chicos hayan rendido en esas condiciones, y que las fotos consignan que tuvieron que esperar para conseguir aulas. "Nuestro plan de ingreso tuvo que ajustarse a la Ley de Educación Superior (que establece ingreso irrestricto a la universidad), y nos encontramos con una serie de restricciones presupuestarias y edilicias. Además, los estudiantes se incribieron mal, por lo que en el momento del parcial aparecieron más de 500 chicos, cuando lo que estaban inscriptos no eran más de 200", dijo. 

Al respecto, una de las estudiantes que envió fotos, contó que ella es una de las que tuvo que dar el examen sentada sobre las baldosas. "Después de esperar un buen rato, nos distribuyeron en distintos grupos. Al mío le tocó un aula que estaba vacía, pero porque no tenía sillas ni mesas. Nos sentamos en el piso para rendir", contó Carolina. 

Comentarios