“Francisco quiere que superemos las brechas”

Del Corral dijo que el Papa promueve la integración de la Argentina

13 Mar 2016
1

DEL CORRAL. “El Papa espera gestos de los dirigentes”, asegura. la gaceta / foto de analía jaramillo (archivo)

BUENOS AIRES.- El presidente de la fundación pontificia Scholas Ocurrentes, José María del Corral, sostuvo que el papa Francisco “quiere la integración de la Argentina y que superemos las brechas” que existen hoy en la sociedad, y afirmó que el pontífice “espera gestos de los dirigentes” argentinos y que en forma conjunta se trabaje para la construcción de la “cultura de la paz” en el país.

Así lo transmitió Del Corral, docente y teólogo argentino que trabaja hace más de 20 años al lado de Jorge Bergoglio y hoy es el encargado de presidir la red mundial de escuelas pensada por Francisco, que ya se extiende por más de 190 países alrededor del mundo, que vincula la tecnología con el arte y el deporte para fomentar la integración social y la cultura del encuentro por la paz.

En las últimas semanas, Scholas quedó en el centro de la información a raíz de dos noticias políticas: la organización fue la intermediaria del rosario que el papa Francisco le envío a la líder social detenida Milagro Sala y, por otra parte, hubo un expreso pedido de Bergoglio al presidente, Mauricio Macri, en la reunión que mantuvieron en el Vaticano para que apoye las iniciativas de la fundación a nivel nacional.

En una entrevista con Télam, Del Corral se refirió a las diversas interpretaciones que se hicieron tras el diálogo de 22 minutos que mantuvieron el Papa y el mandatario argentino en la Biblioteca del Palacio Apostólico, el pasado 27 de febrero.

“Hablar de una relación formal es un término complicado porque se entiende como algo distante, frío, protocolar o vacío, pero yo celebro que el Papa no se haya quedado en una visita formal, sino que mostró lo que sentía y pensaba, y abrió su corazón”, indicó. “El Papa no fue ni es ‘careta’. Es el verdadero rostro de la autenticidad. Francisco es el papa de los gestos y él también espera gestos de todos los argentinos. El evalúa, ve y acompaña desde su lugar como líder espiritual y religioso, y con influencia política, pero no de política partidaria, sino buscando tender puentes”, explicó Del Corral al ser consultado sobre la visión que Francisco tiene hoy de su país natal.

En ese marco, el titular de Scholas añadió que el Papa “espera gestos de los dirigentes y de todos los argentinos. Quiere la integración de la Argentina, que superemos las brechas, que trabajemos por la cultura de la paz. Y por eso nos manda a trabajar especialmente con los jóvenes”.

Un gesto de acercamiento y distensión en la relación fue el olivo plantado la semana pasada por el presidente Macri en el marco de un acto de ampliación de la fábrica Toyota en Zárate, que se interpretó como “parte del compromiso del gobierno por continuar y ampliar los diversos programas que tiene Scholas para generar el cambio educativo que permita la integración de niños y jóvenes a través del deporte, el arte y la tecnología”.

Del Corral también defendió el envío del rosario que el papa Francisco le mandó a Sala, detenida en Jujuy. “El Papa no mandó una carta ni llamó al juez (de la causa), ni al gobernador. Si le hubiera mandado un rosario a un militar preso, ¿hubieran dicho que es un papa de la dictadura?”, se preguntó y pidió “no interpretar o leer cada gesto del Papa desde una mirada pequeña, de chiquitaje”.

“Yo mismo he ido a llevar en persona rosarios a muchos países y siempre fue bien recibido y ponderado. En ningún otro lugar se genera esto. Solo aquí en Argentina se toma (una actitud del Papa) como la peor expresión de un Boca-River, como un partidismo que es enfrentamiento. Si sonríe es liberal, si no sonríe es comunista. Siempre queriendo sacar al Papa del lugar que tiene y encima después le echamos la culpa a él”, se quejó el colaborador de Francisco.

Como parte del compromiso del Gobierno nacional en apoyar a Scholas, existe el proyecto -a través del ministerio de Educación- de extender a las 24 jurisdicciones del país la experiencia de “Scholas ciudadanía”, que tiene su origen en las Escuelas de Vecinos que se hacían en Buenos Aires cuando Bergoglio era arzobispo porteño, y lograr que jóvenes de todas las provincias “piensen y debatan sobre la Argentina del Bicentenario”.

“Queremos que el debate de los argentinos en este 2016 empiece por los jóvenes. Con la mayor diversidad posible, la idea es enviar representantes a la provincia de Tucumán y poder transmitir ese mensaje de abajo para arriba, desde los jóvenes hacia los adultos”, explicó Del Corral como parte del proyecto para este año. (Télam)

Comentarios