Pago a los holdouts: Bossio dio el sí, Heller sostiene su oposición

"Negociar con usureros nunca es un éxito", sostuvo el ex titular de la Anses.

09 Mar 2016
1

BOSSIO Y HELLER. DYN

BUENOS AIRES.-  El diputado del bloque Justicialista Diego Bossio aseguró hoy que no coincide con el Gobierno con que la negociación con los holdouts fue "un éxito", pero anticipó su voto positivo. "Absolutamente (votarán a favor), creemos que es un tema que la Argentina debe cerrar, y están dadas las garantías. Las negociaciones nunca son perfectas, son posibles. Hay un mandato político del Gobierno de avanzar, hemos sido críticos en algunos puntos, no coincido con lo que dice el Gobierno de que fue un éxito", señaló.

En declaraciones a radio La Red, el ex titular de la ANSeS durante los gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner admitió que "negociar con usureros nunca es un éxito", pero dijo que "no resolver este tema y seguir dilatándolo en el tiempo tiene costos muy importantes".

Por otro lado, su par del Frente para la Victoria (FpV) Carlos Heller dijo hoy que el acuerdo que impulsa el Gobierno no es positivo para la Argentina. "Ese acuerdo es inconveniente desde todo punto de vista, es gravoso porque deja abierta una puerta para la litigiosidad del 93 por ciento que entró en el canje", afirmó por radio Vorterix.

En la misma línea, argumentó con que "existe la posibilidad de que cualquier acreedor que aceptó las condiciones que Argentina propuso -en la reestructuración de deuda impulsada y llevada a cabo por Néstor Kirchner-, con una ley que decía que nadie iba a recibir un beneficio mayor que el que se estaba otorgando, se sienta defraudado y litigue".

Visto bueno
Ayer, el oficialismo consiguió dictamen positivo del proyecto de ley que avala el acuerdo con los holdouts en una reunión conjunta de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y Finanzas, donde consiguió el apoyo de las distintas versiones del peronismo disidente, a cambio de modificar la propuesta original enviada por el Gobierno, consignaron las agencias DyN y Télam.

Comentarios