Djokovic siempre va por más

Los desafíos de “Nole” para 2016.

24 Nov 2015
1

BUENA ONDA. Novak Djokovic se divierte junto a los alcanzapelotas. reuters

LONDRES.- Tres Grand Slam, 11 títulos en total, 82 victorias con sólo seis derrotas y apenas un torneo en el que no llegó a la final: es difícil dominar un deporte como lo hizo Novak Djokovic en la temporada tenística de 2015.

El indiscutible N° 1 del mundo se tomará ahora un pequeño descanso para cargar las pilas y afrontar un 2016 con dos retos por encima del resto: ganar por fin Roland Garros y colgarse el oro olímpico en Río de Janeiro.

“Ahora tengo que descansar”, sostuvo Djokovic tras derrotar el domingo por 6-3 y 6-4 al suizo Roger Federer en la final del Masters de Londres, el último torneo de la temporada ATP.

“Necesito algo de tiempo para cargar las baterías y después pensaré en el próximo año”, sostuvo el balcánico después de su décimo quinta final consecutiva. Entre los logros de Djokovic en 2015 están haber jugado las cuatro finales de Grand Slam -perdió en París ante Stanislas Wawrinka-, ganar seis Masters 1000 y varios récords de rachas ganadoras. De los últimos 27 partidos sólo perdió uno, por la fase de grupos del Masters ante Federer que quedó en anécdota porque luego le ganó en la final y conquistó el título.

“Roland Garros siempre es uno de los grandes retos que tengo cada año, pero no es el único para 2016. También hay Juegos Olímpicos, que se disputan cada cuatro años”, señaló sobre la cita de Río de Janeiro, que se celebrará en agosto. “El año que viene todo estará muy condensado en términos de calendario”., agregó.

El serbio de 28 años es el gran dominador el tenis los últimos años, durante los cuales logró rendir a un altísimo nivel de principio a fin. Nunca llegó agotado a final de temporada. “En 2016 intentaré hacerlo igual de bien que los últimos años, siempre jugando a un gran nivel en los momentos adecuados y en los grandes torneos”, indicó.

Y gran parte de esa culpa la tiene el ex tenista alemán Boris Becker, a quien contrató como entrenador justo antes de la temporada 2014. Fue ahí cuando el avión “Nole” despegó. Y todavía no ha vuelto a aterrizar. “Becker me ayuda a alcanzar mi mejor nivel cuando más lo necesito”, concluyó. (DPA)

Comentarios