Francia lanza sus ataques desde el portaaviones Charles de Gaulle

Mientras Hollande dijo que atacan los objetivos sensibles del grupo yihadista, Cameron ratificó el apoyo británico a los franceses.

24 Nov 2015
1

EN GUERRA. Un avión Rafale despega desde un punto del Mediterráneo. reuters

PARÍS.- Aviones de combate franceses bombardearon ayer posiciones del Estado Islámico (ISIS) en Irak tras despegar desde el portaaviones “Charles de Gaulle”, que el Gobierno galo volvió a enviar a combatir a los yihadistas tras los atentados de París.

Según el Estado Mayor francés, en los ataques fueron destruidos dos objetivos, aunque no se dieron más detalles al respecto.

“Intensificaremos nuestros ataques. Elegiremos los objetivos que supongan las mayores pérdidas posibles para este ejército terrorista”, dijo poco antes el presidente francés, François Hollande, durante una reunión con su homólogo británico, David Cameron.

El “Charles de Gaulle” fue enviado por el gobierno francés a la costa este del Mediterráneo tras los atentados terroristas de París -ocurridos el viernes 13 del corriente mes-, para poder apoyar, desde allí, en la lucha contra las posiciones que ISIS mantiene en Irak y en Siria.

A bordo de este portaaviones de unos 260 metros de largo figuran, según la Marina, 18 cazas Rafale, así como ocho cazabombarderos ligeros Super Étendard.

De este modo se triplica la cifra de aviones de combate franceses en la región. Hasta ahora, Francia tenía seis jets estacionados en los Emiratos Árabes Unidos y en Jordania.

El “Charles de Gaulle” ya participó a principios de año, durante unas semanas, en la lucha contra el grupo yihadista terrorista, pero desde la primavera estaba siendo sometido a trabajos de mantenimiento en el puerto de Toulon.

Hollande aseguró que la prioridad es “destruir al ISIS”, para lo cual “es necesario que los bombardeos sean lo más eficaces posible”.

Entre los objetivos prioritarios de Francia están la ciudad siria de Al Raqqa, considerada feudo yihadista y centro de formación de combatientes extranjeros -que fue objeto de bombardeos del día 15 al 17 de este mes-, así como la ciudad de Mosul, en Irak.

Colaboración británica

Cameron dijo que está convencido de que su país debe intervenir en esa ofensiva, al hablar luego de la reunión que mantuvo con su par galo en el Palacio del Elíseo, en París. Así, el líder británico anunció que su país pone a disposición de Francia una base militar británica en Chipre para reforzar la lucha contra el grupo yihadista. Indicó, también, que el Reino Unido “hará todo lo posible” para ayudar a Francia, convencido de que la amenaza es “común” y de que su país debe intervenir en Siria, y reveló que esta semana presentará al Parlamento británico su estrategia. “Apoyo la acción emprendida por Hollande para luchar contra ISIS y estoy convencido de que el Reino Unido debe efectivamente hacer lo mismo”, señaló el primer ministro. (DPA-Télam)

Comentarios