Los ingenios insisten en el incremento del cupo de alcohol

Los industriales nucleados en el Centro Azucarero Regional de Tucumán se reunieron con el nuevo ministro de Desarrollo Productivo

21 Nov 2015
Los ingenios denominados “azucareros”, porque no producen alcohol para biocombustibles, tuvieron el primer contacto con la nueva gestión de la administración provincial de Juan Manzur, y volvieron a pedir que la distribución de cupos dentro del programa Bioetanol sea proporcional a la molienda de la caña de cada ingenio.

A través del Centro Azucarero Regional de Tucumán (CART), entidad relanzada semanas atrás, los fábricas insistieron en el ingreso de este sector al plan nacional de bioenergía, en plena crisis de la actividad a causa del derrumbe del precio interno y el aumento de los costos, entre otros indicadores.

La organización empresarial ha remarcado ante el ministro de Desarrollo Productivo, Juan Luis Fernández, la necesidad de continuar la gestión por el incremento del corte de alcohol de caña en la mezcla con las naftas que permita el acceso, justamente, de ese grupo de ingresos.

El CART había elevado, según una fuente industrial, ese mismo pedido de manera oficial a la Secretaría de Energía nacional, a cargo de Mariana Matranga. En ese texto, la institución planteó que existe un desequilibrio generado por un dispar esquema de reparto de los cupos entre las empresas azucareras y maiceras, que también tienen participación en ese mercado (arriba del 50%).

El Centro reclamó, como primera medida, la ampliación de los cupos de bioetanol y que se otorguen a los participantes del complejo sucro-alcoholero en forma proporcional a la molienda de caña, dando prioridad a los que todavía no han ingreso a ese sistema. Esa situación depende de que se eleve de 10% a un 12%, y progresivamente hasta un 15%, la cuota de alcohol en la mezcla con las naftas. En esa línea, la entidad remarcó que hasta tanto no se concrete esa medida, el organismo nacional mantenga bajo la figura de “provisorios” los volúmenes de entrega, en particular, en los ingenios.

Los miembros del CART pretenden que a cada industria se otorguen cupos teniendo en cuenta la capacidad de molienda, como viene aplicándose internamente en otros ámbitos comerciales, como el volumen de exportación.

En 2014, las industrias tucumanas entregaron 164 millones de litros de alcohol, stock que superó el cupo que tenían previsto inicialmente. Salta y Jujuy, juntos, transfirieron 133 millones de litros. Las fábricas maiceras entregaron 360 millones de litros en el mismo período.

A la posición de los ingenios “azucareros” se suma la de los identificados como “alcoholeros” -están dentro del programa Bioetanol y tienen cupo actualmente-. Este grupo requirió de igual manera la suba del porcentaje, aunque mantiene una postura cerrada ante otro de las exigencias de los “azucareros”: que la producción de alcohol sea considerada como stock de mercado interno y no excedente para exportación. Para ello se requerirá una nueva reforma de la ley azucarera (N° 8.573).

“La ley es una discusión que debe hacerse más adelante. Tenemos que ver primero cómo se cumplen las exportaciones 2015 (por parte de las fábricas) y si el precio internacional se mueve. Son consideraciones que se verán en febrero o marzo del año que viene, cuando estemos evaluando el stock y el desarrollo de la zafra 2016, ya que puede haber variaciones. Además, nadie quiere exportar porque están pensando en nuevos valores, si los hubiere (referido al cambio de gobierno)”, explicó ayer Fernández.

Comentarios