En Tucumán, subieron las ventas de automóviles usados

La provincia se ubicó entre las jurisdicciones donde más crecieron las transferencias. En la Cámara del Comercio Automotor nacional afirmaron que 2015 cerrará con un récord de operaciones.

16 Nov 2015
1

EL SECTOR. El comercio del auto usado afronta una crisis por un menor ingreso de unidades al país. la gaceta / foto de Hector Peralta

En Tucumán, las transferencias de autos usados crecieron un 21,04% interanual en los 10 meses del año, resultado que colocó a la provincia en la segunda posición del ranking de jurisdicciones con mejor performance en ese segmento automotor, detrás de Neuquén, con un 25,57%.

En el ámbito nacional, en el acumulado entre enero y octubre se registró un aumentó de las ventas de un 7,41% interanual; mientras que en el mes pasado se observó un alza de un 5,53% con relación al mismo período mensual de 2014.

La Cámara del Comercio Automotor (CCA) dio a conocer ayer estos datos en su último informe del sector. En el trabajo, la entidad precisó que en octubre se transfirieron 162.197 unidades usadas en el país, lo que implicó una caída de un 3,19% frente a septiembre, cuando se vendieron 167.542 vehículos.

Sin embargo, el presidente de la entidad, Alberto Príncipe, estimó que 2015 cerrará con un récord de ventas, aunque reconoció que el sector afronta una crisis importante por un menor ingreso de unidades.

“Cumplidos los primeros 10 meses del año, nos encaminamos, como informamos en el mes de junio, a otro año récord de venta de autos usados”, destacó el directivo en un comunicado.

“Durante este año, no hubo paralelo entre la venta de automóviles 0km y el mercado del auto usado. El sector de los autos nuevos está desabastecido de acuerdo a la demanda existente. Esto ha hecho que el ingreso de automóviles usados a las concesionarias haya sido mucho menor, desapareciendo un lugar de abastecimiento natural para los vendedores multimarca”, explicó.

Por otro lado, Príncipe lamentó que no haya solución, hasta el momento, para el “flagelo” de la venta clandestina en el país. “Las operaciones en la vía pública a través de los ‘tachitos’, las intentadas a través de teléfonos celulares o en bares, residencias lujosas y similares, han concluido en graves estafas. Allí, abundan los automotores mellizos, trillizos, las verificaciones falsificadas, la documentación adulterada y libres deudas inexistentes”, alertó.

El empresario sostuvo que, aún cuando existan operaciones que no presentan dificultades al momento de concretarse, siempre queda en el automotor un resabio que perdura. “Por ejemplo: reclamos de patentes y multas anteriores, documentación complementaria, defectos de funcionamiento, entre otros”, señaló Príncipe, según la agencia DyN.

Comentarios