Identificaron restos de cuatro víctimas del terrorismo de Estado en el Pozo de Vargas

Pericias sobre fragmentos óseos recuperados en la fosa común confirmaron que se trata de Francisco Eduardo Díaz, Moisés Antonio Ferreyra, Luis Magin Herrera y Raúl Vázquez.

04 Nov 2015
1

LA GACETA / INES QUINEROS ORIO

Restos de cuatro personas que estaban desaparecidas desde 1976 fueron identificados a partir de fragmentos óseos hallados en el Pozo de Vargas. Según informó el Juzgado Federal N°2 de Tucumán, se trata de Francisco Eduardo Díaz, Moisés Antonio Ferreyra, Luis Magin Herrera y Héctor Raúl Vázquez, todos ellos denunciados ante la Conadep.

Los resultados fueron entregados por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) al juzgado que encabeza Fernando Poviña, sobre fragmentos óseos recuperados por el Colectivo de Arqueología para la Memoria y la Identidad Tucumana (Camit)

Con estas identificaciones, son 48 las víctimas de las que se comprobó que fueron arrojadas a la fosa común que está ubicada en Francisco de Aguirre y Camino del Perú, informó Josefina Molina, querellante en la causa "Romero Enrique F s/su denuncia", en el marco de la cual se realizan las excavaciones en el Pozo de Vargas.

Francisco Díaz tenía 36 años, estaba casado y fue secuestrado en Delfin Gallo el 13 de febrero de 1976, durante el Operativo Independencia. Moisés Ferreyra, de 19 años, era obrero azucarero, y lo secuestraron en San Pablo, el 26 de mayo del 76. Luis Magín Herrera, secuestrado el 7 de abril de 1976 en Santa Ana, tenía 41 años y era carpintero.

Héctor Raúl Vázquez Guzmán era secretario de la Legislatura, fue secuestrado el 29 de diciembre de 1976. Tenía 57 años cuando lo secuestraron y fue visto en la Jefatura de Policía por otros detenidos desaparecidos. Figura en la lista de víctimas presentada por de Juan Carlos Clemente, en el juicio por crímenes de lesa humanidad cometidos en la Jefatura de Policía de Tucumán, en la que -junto a su nombre- figura la sigla DF (Destino Final).

Los restos de las víctimas identificadas se entregan a la familia, en una urna que tiene que quedar depositada en un mausoleo abierto, para poder ir incorporando más restos, en el caso de que se encuentren, informó la querellante. Molina insistió en la importancia de que quienes tengan un familiar desaparecido y no hayan dado muestras de sangre que permitan identificar los restos, se acerquen a la Secretaria de Derechos Humanos de la Provincia, al Juzgado Federal N°2, al EAAF o al Camit.

"Lo único que tiene que hacer es comunicarse por teléfono o por mail. El trámite es gratuito y el equipo va al domicilio de quien vaya a dar sangre. Es importante porque hay restos que no se han podido identificar porque faltan las muestras de sangre", dijo Molina.

En Tucuman, pueden dirigirse a:

EAAF (0800-3332334 FREE, 0381-156794992, 011-49518547, en el horario de 10 a 17)

CAMIT (0381-155558397, 10 a 17 hs)

Juzgado Federal 2 (0381-4846242/4846249 de 7 a 13 hs)

Secretaría de Derechos Humanos provincial (0381-4844000 Int. 337 de 8 a 13 y de 17.30 a 20.30)

Correos electrónicos: [email protected]; [email protected], [email protected]

Comentarios