Reunión de “purpurados”

Marcantonio, ex Cardenales, disfruta de la máxima cita.

ÚNICO. Auad y Holgado, amigos de Marcantonio (primero desde la derecha), posan orgullosos con Michel. El inglés les generó sorpresa al pasearse con la camiseta de Cardenales, club en el que ellos jugaron. FOTO DE MARCANTONIO ÚNICO. Auad y Holgado, amigos de Marcantonio (primero desde la derecha), posan orgullosos con Michel. El inglés les generó sorpresa al pasearse con la camiseta de Cardenales, club en el que ellos jugaron. FOTO DE MARCANTONIO
El nombre de Hugo Marcantonio es sinónimo de deporte en “El Jardín de la República”. Si bien sus éxitos más resonantes fueron, son y serán arriba de la bici de montaña, el polifacético deportista y destacado músico también practicó rugby en su juventud. Sin dudarlo, Marcantonio se saca el gusto en estos días y vive con emoción el Mundial en Inglaterra.

Sus palabras trasmiten la pasión por la ovalada. “La emoción de vivir un Mundial, y en el lugar donde nació el rugby, es algo muy difícil de explicar”, intentó describir. A veces, cuando se trata de pasiones, no existen las palabras acertadas para traducirlas. “Son sensaciones y sentimientos que van de la mano hasta estallar en un sueño dorado de mis queridos Pumas, que de la mano del ‘Huevo’ (por el técnico, Daniel Hourcade) están haciendo un Mundial magnífico”, contó Marcantonio.

Aunque porta varios años, nada le impidió vivir como un niño el encuentro con sus ídolos. “Pude compartir con el ‘Huevo’ y ‘Nico’ (por Nicolás Sánchez, apertura del equipo) algunos minutos en el hotel. La simpatía, educación y humildad de todos en Leicester me sorprendieron. Se manejan con tranquilidad y profesionalidad”, destacó Marcantonio.

Con esa vivencia, algo más íntima que lo normal, “El Eternauta” arriesgó un pronóstico. “Mi corazón junto a mi orgullo argentino, me llevan a pensar que pasaremos los cuartos, nos toque quien nos toque”, vaticinó el empresario antes de confirmarse que el rival será Irlanda.

El optimismo acompañado con la opinión del corazón lo lleva más allá, hasta un sueño. “Fundamento este deseo desde el alma porque veo que el equipo está jugando muy bien. Defienden como pumas, atacan siempre con destrezas y habilidades de alto nivel y siempre respetando al rival de turno”, analizó Marcantonio.

Anécdotas

Experiencias como éstas, aportan inolvidables recuerdos al álbum de la vida. “Los que estamos en Inglaterra disfrutamos, sobre todo, con comprovincianos que llegaron en un número impensado”, sostuvo con sorpresa. Igual de impensada fue la situación que vivió antes de la segunda presentación de Los Pumas. “No se si llamar casualidad lo que sucedió. En la previa del partido ante Tonga, mientras compartía con mis amigos y una cerveza, me encontré con Pablo Holgado, ex jugador de mi club, Cardenales, que vive en Alemania”, contó feliz y emocionado.

Un “purpurado” inglés

Y hubo más. “Ví una camiseta de mi club en la entrada del estadio de Leicester. Me llamó la atención y me arrimé para ver quien era el portador”, relató. “Sorpresa grande me llevé: la vestía un inglés”, explicó. “En el año 1992 fue a Tucumán. Ayudó a hacer una escuela en Horco Molle y como le gustaron los colores de la camiseta se la compró y se la trajo a su país”, contó entre risas.

“Pude entablar un diálogo junto con mis amigos, por supuesto, ellos también de Cardenales, Jorge Auad y Edmundo Mijalchik. Quedamos estupefactos con la historia del inglés que sólo sabemos su nombre: Michel. Al menos eso entendimos, ja ja”, resaltó. No fue difícil hacerse entender para pedirle una foto porque en Inglaterra, hasta fin de mes, hay un idioma universal que es el rugby.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios