Juzgan a ex militares por la desaparición de cuatro jóvenes catamarqueños

Seis personas, entre ellos Menéndez, están imputadas por el secuestro de Nelly Borda, Genaro Burgos y Francisco y Griselda Ponce.

09 Oct 2015
1

FOTO ARCHIVO

CATAMARCA.- La Sala de Audiencias de la Cámara Oral Federal en lo Criminal de Catamarca continuará mañana con la recepción de testimonios, en marco del tercer juicio contra represores, entre ellos el multicondenado Luciano Benjamín Menéndez, por delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura militar en esta provincia.

Además de Menéndez, son juzgados Darío Otero Arán, Enrique Basso, Roberto Mujica, Jorge Ripoll Del Pino y Carlos Ruiz, quienes están acusados por diversos hechos de "privación ilegítima de la libertad" y "asociación ilícita".

El Tribunal, integrado por Jaime Díaz Gavica, Julián Falacci y Hugo Cataldi, y el Fiscal Rafael Vehil Ruiz, juzgan a los ex militares por el secuestro y desaparición de los los jóvenes catamarqueños Nelly Yolanda Borda, Genaro Burgos, Francisco y Griselda Ponce ocurridos en la década del 70' durante la última dictadura militar.

La causa fue desglosada por la investigación y se la dividió en dos partes: en la primera se juzgó y condenó a Juan Daniel Rauzzino (10 años de prisión) y a Juan Carlos Lucena (16 años de prisión) por ser considerarlos coautores materiales en calidad de organizadores del delito de asociación ilícita, y por ser autores mediatos de privación ilegítima de libertad agravada.

En esa primera parte, también estaba imputado el ex comandante del Tercer Cuerpo del Ejército, quien en junio de 2012, fecha del debate contra Rauzzino y Lucena, no fue juzgado por un problema de salud.

Una de las víctimas, Francisco Ponce, fue dirigente del SMATA e integrante de la Juventud Obrera Católica (JOC), secuestrado el 6 de abril de 1976 por un grupo paramilitar cuando transitaba por la plaza 25 de Agosto, en el sector sur de Catamarca.

Mientras que su hermana Griselda Ponce y su sobrino Julio Burgos fueron secuestrados en su vivienda el 15 de diciembre de 1976.

En tanto, Yolanda Borda fue secuestrada en su casa ubicada en la ciudad de Belén, departamento homónimo, a unos 300 kilómetros al oeste de la capital, en un operativo militar en presencia de toda su familia. (Télam)
Comentarios