“Pavo” López, orgulloso de su sobrino, el “Cachorro”

Fue testigo de una tarde soñada para el apertura tucumano.

EN FAMILIA. Juan Carlos López junto a su hijo y el río Támesis de fondo. foto de juan carlos lópez EN FAMILIA. Juan Carlos López junto a su hijo y el río Támesis de fondo. foto de juan carlos lópez
Juan Carlos López llegó hace apenas tres días a Inglaterra, pero ya fue testigo de dos hechos salientes del Mundial. El primero fue la eliminación de Inglaterra, el seleccionado anfitrión, en Twickenham a manos de Australia. La segunda, el triunfo de los Pumas sobre Tonga y la elección de su sobrino, Nicolás Sánchez, como Man of the Match (Mejor Jugador del Partido).

“Al partido lo aclara Nicolás. Se soltó, se lo vio más tranquilo, con más confianza. La mayoría dice que jugar con (Juan Martín) Hernández de centro le da tranquilidad, pero yo creo que al contrario. Es como que dependiera más de lo que hace Hernández cuando está. Esta vez lo vi con más libertad, y metió 25 puntos. Hasta Maradona estaba loco con Nico. Yo siempre dije que a mí los Pumas me emocionan hasta las lágrimas, pero si está él ahí, es más fuerte que nunca. Y los mismos porteños que lo criticaban, esta vez lo coreaban”, relató el ex entrenador de los “naranjas” desde Leicester.

El “Pavo” López confesó sentirse impresionado por lo hondo que caló en el ánimo inglés la eliminación prematura de “La Rosa”, el primer anfitrión de la historia eliminado en primera ronda. “Inglaterra no tuvo nada que hacer contra Australia, porque ya venía pinchada desde que perdió con Gales. Para ellos, el verdadero golpe fue en ese partido. Ahí es donde ellos supieron que se quedaban afuera del Mundial. Vos le veías la cara y todos sabían lo que se les venía”, contó el de Los Tarcos, y desmitificó el sentimiento de hermandad entre las naciones británicas.

“¡Los primeros en festejar fueron los otros! Los irlandeses, los galeses y los escoceses. Estaban más contentos que los argentinos. Y ayer en Leicester, los ingleses empezaron a hinchar por Tonga. Igual, ponele que había 100 tonganos y como 10.000 argentinos. Éramos locales otra vez”, describió.

Según el “Pavo”, que ya estuvo en tres Mundiales antes, el de Inglaterra es un ejemplo de organización. “Entrás y salís de los estadios sin problemas ni demoras. Y la verdad que los ingleses para atenderte son realmente lords y ladies. Igual, hay que ver ahora que se quedaron afuera si son tan amables, je. Es que se les cae todo el circo. Los sponsors, el merchandising, todo. Seguro que hasta van a empezar a revender las entradas que habían comprado para cuartos de final”, anticipa.

Por último, sobre un eventual rival de cuartos de final, no dudo en elegir a Francia. “Porque lo conocemos más”, explicó.

Comentarios