Una promesa cumplida a fuerza muscular - LA GACETA Tucumán

Una promesa cumplida a fuerza muscular

Arnold Schwarzenegger regresa para tratar de salvar la saga de Terminator, que lo lanzó al estrellato hace tres décadas.

09 Jul 2015
2

LUCHA ENTRE DOS GENERACIONES. Arnold Schwarzenegger vuelve a ponerse en el traje del modelo Terminator-800, y ahora lucha contra el T-3000.

Lo dijo en el primer filme de la saga, hace 30 años, y lo cumple a rajatabla: “Volveré”, respondió el Terminator original entonces, en la piel (y los músculos) de Arnold Schwarzenegger, cuando fue echado de la comisaría. El actor austríaco regresará hoy a las pantallas, en la quinta entrega (sólo faltó en la cuarta) de una de las franquicias de ciencia ficción que mezcla presente, pasado y futuro más exitosas de la historia del cine (cabe destacar que no todas las películas fueron parejas en calidad, respuesta del público o talento de sus protagonistas).

Todo indicaba que se había producido un tobogán ejemplificado por las dos últimas cintas, con los peores temores cumplidos. Pero el prototipo cinematográfico de filmar seres inexpresivos, desde el propio Schwarzenegger hasta la bella Kristanna Sommer Loken de “Terminator: la rebelión de las máquinas”, parece resurgir de sus cenizas. La creación inicial de James Cameron retorna para reclamar su espacio en la historia.

Ese lugar ya le fue reconocido en 2008 por la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, cuando dispuso que la primera entrega sea preservada en el Registro Nacional de Cine al considerarla “cultural, histórica o estéticamente significativa”.

Está claro que las tres décadas y meses que transcurrieron han dejado sus huellas. De musculoso actor austríaco de nombre impronunciable, pasó a gobernar California por ocho años con el partido Republicano y a integrar la poderosa dinastía Kennedy hasta su divorcio en 2011 de María Shriver (sobrina del ex presidente John F. Kennedy).

El eterno retorno

Ahora, a los 67 años, remonta la siempre difícil misión de viajar en el tiempo hasta la década del 80 (justo para la época de su primer éxito, “Conan, el bárbaro”, y de “Terminator” a secas) para impedir de nuevo que Sarah Connor (esta vez no es la madura Linda Hamilton en su plenitud, sino una adolescente rebelde de 12 años protagonizada por Emilia Clarke, la británica que compone a Daenerys Targaryen en “Juego de tronos”) sea ultimada por un evolucionado cyborg con componentes humanos, mecánicos y computarizados.

Como aliados en la defensa del futuro de la raza humana habrá otros guerreros, pero sin las virtudes de quien es el principal defensor.

La historia sigue siendo la misma pese a los saltos en el tiempo en el relato, pero para darle un giro al relato, el director Alan Taylor (responsable de “Thor: un mundo oscuro” y de numerosos episodios de “Los Soprano”, “Mad men” y “Juego de tronos”) se mete en vericuetos que se acercan a leyendas míticas y guiños a la relación constructiva entre dos seres de distinta naturaleza antes que a la dinámica de la lucha constante por la supervivencia y el enfrentamiento permanente, rodeado de muerte y destrucción.

Si bien esa decisión hace más lento el relato, lo carga de humor y quizás lo infantiliza por momentos. Igual, según quienes ya lo han visto, también eso se convierte en uno de sus atractivos. Ese volver a las raíces apunta a tres motivos: por un lado, conquistar nuevo público joven, que tome a este quinto episodio como el primero de una nueva tanda de películas; por el otro, retomar lo más exitoso de las presentaciones de Cameron; y, por último, respetar los años de Schwarzenegger, quien ya no puede saltar, correr, pegar ni mostrar su físico como en otras décadas, aunque siga siendo un T-800 (su rival es el T-3000, una especie de desarrollado tataranieto).

Pero la taquilla en los lugares donde ya se estrenó respondió menos de lo esperado por los productores, aunque con buenas críticas de los espectadores.

Más allá de la dupla central, entre los actores secundarios aparece J.K. Simmons, reciente ganador del Oscar por su representación de un riguroso maestro de música en “Whiplash”. El guión fue escrito por Patrick Lussier y Laeta Kalogridis.

Pocas películas han dejado dos frases para la memoria eterna. Una de ellas es el “volveré”, ya mencionado y la otra, es el “hasta la vista, baby”. Todo indica que a Terminator se lo verá nuevamente, y en poco tiempo más: las fechas de estreno de las futuras películas fueron anunciadas para el 19 de mayo de 2017 y el 29 de junio de 2018.

Comentarios