Kuwait llora a los muertos y arresta a sospechosos

28 Jun 2015
KUWAIT.- Las autoridades de Kuwait detuvieron al propietario del auto que trasladó al hombre que atentó contra una mezquita chií, el peor ataque sectario de la historia del país. Asimismo, miles de personas dieron el último adiós a varios de los 27 muertos entre llamados a la unidad nacional. El grupo terrorista Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS) se atribuyó la responsabilidad del ataque suicida contra 2.000 fieles que oraban en la mezquita de Imam al-Sadeq, uno de los tres atentados cometidos en tres continentes, todos ellos ligados a islamistas de línea dura.

Funcionarios dijeron que el objetivo evidente del atentado es fomentar la enemistad entre la mayoría suní y la minoría chií y dañar los lazos comparativamente armoniosos existentes entre las dos comunidades en Kuwait.

El Ministerio de Información dijo que Kuwait enfrentará la situación con “unidad y solidaridad”. Reiteró lo que denominó como la sólida postura del Gobierno sobre la libertad de religión y opinión, destacando que son derechos protegidos por la Constitución.

El Ministerio del Interior, que informó del arresto del dueño del vehículo, explicó que está buscando al conductor, que desapareció después de la explosión en Kuwait, que se ha librado de la violencia desatada en la vecina Irak, y de los recientes atentados del ISIS contra mezquitas chiíes en Arabia Saudita, otro vecino. Se habrían realizados “numerosos arrestos” en conexión con el ataque. En el lugar donde se llevaron a cabo los sepelios, en el distrito de Sulaibikhat, ondeaban banderas del país y se instalaron grandes pancartas funerarias en rojo, negro o verde que son típicas de las exequias chiíes. La multitud entonaba cánticos como “Hermanos suníes y chiíes, no venderemos nuestro país”, “Ni suníes ni chiíes, somos un solo Islam”. (Reuters)

Temas

Kuwait
Comentarios