Abren una causa por la pelea entre alperovichistas, en Bella Vista - LA GACETA Tucumán

Abren una causa por la pelea entre alperovichistas, en Bella Vista

El vicepresidente de la Cámara había señalado, en diálogo con LA GACETA, que “el día que lo investiguen, Espeche va preso”. Remitirán los dichos sobre drogas al fuero federal El fiscal López Ávila inició un expediente, de oficio, por las acusaciones de corrupción del legislador Fernández contra el intendente Espeche

28 Jun 2015

“El día que lo investiguen, (Luis) Espeche va preso. Si no sale electo legislador (figura octavo en la lista del Este del Frente para la Victoria) y se queda sin fueros, no va a tener cómo justificar en qué usó los más de $ 1.000 millones de presupuesto que tuvo en 12 años de gestión”.

La grave acusación que lanzó el alperovichista Manuel Fernández, vicepresidente de la Legislatura, en contra de su rival político en Bella Vista resonó en los Tribunales penales. Según fuentes judiciales, el fiscal de Instrucción de la IV Nominación, Diego López Ávila, resolvió abrir un expediente de oficio debido a los dichos de Fernández que publicó este diario en la edición del jueves pasado.

Fuentes ligadas a la causa indicaron que esta semana López Ávila notificaría a Fernández para que se presente a declarar y entregue información, si la tuviere, referida a supuestos actos de corrupción que le endilgó al intendente de Bella Vista. LA GACETA intentó comunicarse con el vicepresidente de la Legislatura, pero desde su entorno indicaron que se encuentra en Buenos Aires realizándose estudios médicos. Advirtieron que aún no recibió la comunicación de Tribunales.

El legislador es precandidato por el acople oficialista “Acción Regional” para la sucesión de Espeche; este, a su vez, postula para ese cargo a su esposa, la presidenta del Concejo Deliberante bellavistense, Cristina Romano de Espeche.

Según voceros del Poder Judicial, López Ávila también tomó nota de otra dura acusación. Luego de que Fernández acusara a Espeche de enriquecerse con fondos públicos, el intendente negó esos dichos y lo desafió a que se realizaran una rinoscopía. La respuesta del legislador, cuarta autoridad en el orden de sucesión de la Provincia, fue polémica. “Que nos saquen sangre. Si me sale algo (en el estudio), yo también dejo el cargo. Pero digo que vayamos nosotros dos y su hijo, que es quien más vende drogas en Bella Vista”, dijo Fernández durante la entrevista.

López Ávila habría decidido la remisión de estas expresiones a la Justicia federal, siempre con la intención de determinar si las denuncias son reales, o son sólo ataques mediáticos entre oficialistas.

Tras el tenso cruce entre referentes del oficialismo de Bella Vista, dirigentes de la oposición instaron a la Justicia penal a actuar de oficio; además, hubo planteos para que la Legislatura sancione a Fernández y el Concejo de Bella Vista, a Espeche. El gobernador José Alperovich también opinó al respecto, y dijo que sentía “vergüenza” por las acusaciones cruzadas sobre corrupción y drogas. Ahora, el legislador y el intendente deberán responder ante la Justicia penal.

Tres momentos del enfrentamiento

PRIMER conflicto: el “Más Cerca”.- La rivalidad entre el vicepresidente de la Legislatura, Manuel Fernández, y el intendente de Bella Vista, Luis Espeche, quedó en evidencia el año pasado, cuando el jefe municipal acusó al legislador oficialista de haber hecho “travesuras” para que su gestión no recibirá fondos nacionales del programa “Más Cerca II”. Fernández le retrucó que no iba a recibir partidas hasta tanto regularizara su situación, y negó cualquier intervención. “El único que hizo travesuras en estos 11 años fue Espeche”, señaló el legislador.

Capítulo II: el “apriete” a municipales.- El legislador oficialista José “Gallito” Gutiérrez instaló una polémica hace unos días, cuando “notificó” a los electores de Garmendia que iba a quitarles los módulos a quienes no apoyaran su gestión. Su “compañero” Fernández aseguró que Espeche aplica ese sistema en Bella Vista. “Se maneja como patrón de estancia”, dijo el oficialista. El jefe municipal le respondió que han titularizado a 300 estatales durante su mandato, y que no hubo presiones políticas en ese trámite. Espeche lanzó además un mensaje “encriptado”. “Él dice que yo soy un patrón de estancia, pero es porque uso sombrero y botas y tengo olor a humo de campo, de fogón; pero ellos tienen otros humos, que no es el olor de la leña de campo”, expresó el jefe municipal.

Drogas, política y corrupción.- El último cruce entre Fernández y Espeche fue de máxima tensión. El vicepresidente de la Legislatura aseguró el miércoles pasado ante LA GACETA -también ante medios radiales- que el intendente de Bella Vista debía “ir preso”. “Le recomiendo que guarde el sombrero y las botas, porque en la cárcel hace frío. Acá tiene que investigar la Justicia, porque son temas muy delicados”, dijo Fernández. Y acusó a Espeche de encubrir el homicidio de un joven, perpetrado en 2013. El jefe municipal no se quedó atrás, y retó a su “compañero” a que se realizaran una rinoscopía. “Si tengo algo en las vísceras, le entrego el cargo”, advirtió Espeche. Ayer, ninguno de los protagonistas hizo declaraciones.

Temas

Luis Espeche
Comentarios