Falleció Roberto Levingston, sucesor de Onganía en la dictadura que derrocó a Illia - LA GACETA Tucumán

Falleció Roberto Levingston, sucesor de Onganía en la dictadura que derrocó a Illia

El gobierno del militar duró nueve meses. La junta de comandantes lo desplazó en marzo de 1971, luego de la insurreción conocida como "El Viborazo", en Córdoba.

18 Jun 2015
1

FOTO ARCHIVO

BUENOS AIRES.- Roberto Marcelo Levingston, el militar que sucedió a Juan Carlos Onganía en el gobierno que derrocó al presidente constitucional Arturo Illia, falleció ayer en el Hospital Militar de Buenos Aires, a los 95 años.

Levingston fue designado presidente por la junta de comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas, en junio de 1970, para reemplazar a Onganía, desplazado después de El Cordobazo, la rebelión obrera y estudiantil que sacudió a la provincia mediterránea en 1969, y que tuvo "réplicas" en todo el país. Nueve después, Levinsgston también tuvo que dar un paso al costado para dar lugar a otro dictador, el general Alejandro Agustín Lanusse, después de El Viborazo, una jornada de protesta gremial en la ciudad de Córdoba.

En 1966, acompañó a Onganía en la autodenominada "Revolución Argentina", que derrocó en 1966 a Illia. Fue jefe de Inteligencia del Estado Mayor Conjunto (EMC), delegado argentino ante la Junta Interamericana de Defensa y cumplió funciones como agregado militar en Washington, además de intentar durante sus nueve meses de mandato un acercamiento con las principales fuerzas políticas, entre ellas el radicalismo, que había participado de la organización de "La Hora del Pueblo", de la que también formó parte el peronismo.

Con el peronismo proscripto y su líder Juan Domingo Perón en el exilio, se incrementaron las protestas sociales, como la que tuvo lugar en la provincia de Córdoba, conocida como "El Viborazo", a raíz de la designación como interventor del dirigente conservador Camilo Uriburu, quien al asumir amenazó con aplastar a la "víbora" subversiva, como denominó a la oposición estudiantil y gremial que había llevado adelante el "Cordobazo" el año anterior.

Para rechazar la intervención de Uriburu, la CGT declaró una huelga activa. El 3 de marzo, el dirigente de Luz y Fuerza Agustín Tosco, con el gremio intervenido y desde la clandestinidad, propuso la formación de un comité de huelga provincial, para preparar la ocupación de todas las plantas fabriles el 12 de marzo, con el reclamo del fin de la dictadura.

El paro general del 12 de marzo de 1971 se transformó en una insurrección general que tomó el control de unas 500 manzanas de la ciudad de Córdoba.

Efectivos policiales se enfrentaron con estudiantes y trabajadores durante horas. Un día después de que la ciudad fuera "pacificada" por las fuerzas de seguridad, el interventor Uriburu renunció.

Tras estos episodios, Levingston tenía la intención de lograr un acercamiento con los partidos políticos, pero la Junta de Comandantes le pidió su renuncia el 23 de marzo de 1971. Su sucesor, Lanusse entregó el poder al ex presidente del justicialismo, Héctor J. Cámpora, el 25 de mayo de 1973. (Télam)

Comentarios