Menéndez volverá a ser juzgado en La Rioja y en Catamarca, por delitos de lesa humanidad

El ex Comandante del III Cuerpo de Ejército y otros 17 imputados enfrentan a la Justicia el 6 de agosto. Bignone y Patti, en Rosario.

16 Jun 2015
1

FOTO ARCHIVO

BUENOS AIRES.- Tres juicios por delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura cívico militar se iniciarán en lo que resta de 2015 en Rosario, La Rioja y Catamarca.

Mañana, en Rosario, comenzará el juicio por los asesinatos de los militantes peronistas Osvaldo Cambiasso y Eduardo Pereyra Rossi, ocurridos durante el final de la última dictadura cívico militar.

El juicio tiene como principales acusados al último dictador, Reynaldo Bignone, y al ex comisario bonaerense Luis Abelardo Patti.

Además de Bignone y Patti, están acusados el suboficial retirado de la policía bonaerense, Juan Amadeo Spataro; y los ex integrantes del Destacamento de Inteligencia 121, Pascual Guerrieri; Luis Muñoz; Juan Andrés Cabrera; Ariel Zenón Porra; Walter Pagano; Carlos Sfulcini; Antonio López, Jorge Rodolfo Rodríguez y Carlos Alberto Lucena.

Pereyra Rossi y Cambiasso fueron secuestrados el 14 de mayo de 1983 en el bar "Magnum" de Rosario, ubicado en Ovidio Lagos y Córdoba. Sus cuerpos aparecieron el 17 de mayo en un descampado cercano a la localidad de Lima, en el partido bonaerense de Zárate.

La policía difundió entonces un comunicado que dio cuenta de un presunto enfrentamiento con las fuerzas de seguridad, pero una pericia determinó que una de las víctimas fue rematada de un disparo a corta distancia y halló huellas de torturas físicas.

El 6 de agosto, en La Rioja, volverá a ser juzgado el multicondenado represor Luciano Benjamín Menéndez y otros 17 imputados.

Los 18 acusados serán juzgados por los delitos de homicidio, privación ilegítima de la libertad y torturas, entre otros.

Entre los procesados figuran integrantes del Batallón 141, que fue epicentro del área represiva militar 314 durante la dictadura, como el entonces jefe de inteligencia de esa unidad, Eliberto Miguel Goenaga y otros dos oficiales del Ejército, Hugo Norberto Maggi y Leónidas Carlos Moliné.

También será juzgado José Félix Bernaus, quien era jefe de la delegación La Rioja de la Policía Federal, acusado por las privaciones ilegales y además por abuso deshonesto, tentativa de violación y un aborto doloso sin consentimiento de la mujer.

También están imputados un grupo de la policía provincial integrado por el ex jefe de inteligencia Juan Carlos Romero y sus subordinados Enrique Félix Moreno, Miguel Angel Ramaccioni, José Chelito Gay y Juan Facundo Quiroga.

Están imputados además los ex gendarmes Pedro Jesús Ledesma, Miguel Angel Chiarello, Nicolás Antonio Granillo y Eulogio Vilte.

El 4 de septiembre comenzará en Catamarca el tercer juicio por crímenes de lesa humanidad que se realiza en la provincia, en el que se juzgará la segunda parte de la "Causa Ponce-Borda", referida a las desapariciones de Francisco Ponce y Nelly Borda.

La causa tiene como imputados a Luciano Benjamín Menéndez, Darío Otero Arán, Enrique Basso, Roberto Mujica, Jorge Ripoll Del Pino y Carlos Ruiz, quienes están acusados por los delitos de privación ilegítima de la libertad y asociación ilícita.

Los seis ex militares serán juzgados por el secuestro y desaparición de Nelly Borda, Julio Genaro Burgos y Francisco y Griselda Ponce, en el marco de la denominada "Causa 809" que fue dividida en dos partes por la pesquisa.

Los secuestros ocurrieron en 1976 y Francisco Ponce desapareció cuando transitaba en una camioneta en inmediaciones de la plaza 25 de Agosto, donde fue abordado por un grupo paramilitar.

Posteriormente, su hermana Griselda Ponce y su sobrino Julio Burgos, de vacaciones en la provincia, fueron arrancados de forma violenta de la vivienda familiar ubicada sobre calle 9 de Julio al 1276.

En el caso de Nelly Yolanda Borda, fue secuestrada por un grupo de tareas vestidos de civil con el rostro cubierto, en su domicilio en la ciudad de Belén. (Télam)
Comentarios