“El incendio” consume a una pareja en plena crisis

La ópera prima de Juan Schnitman se verá hoy en el horario central. Antes será el turno de “El Perro Molina”, de Celestino Campusano.

12 Jun 2015
1

24 HORAS DE TENSIÓN. Las sufen Juan Barberini y Pilar Gamboa.

La competencia del Festival Gerardo Vallejo propone esta noche el primer pase de “El Perro Molina” y “El incendio”, dos dramas que exploran distintas facetas de la condición humana. El programa se completará con la muestra “Cine de Barrios”, a cargo de realizadores tucumanos (ver nota aparte).

La historia de “El incendio” está focalizada en la relación entre Lucía (Pilar Gamboa) y Marcelo (Juan Barberini) y se desarrolla a lo largo de 24 horas de pura tensión. Ellos reunieron 100.000 dólares, destinados a comprar su primera casa, pero el vendedor no llega y la escritura se posterga. Frustrados, vuelven a su antiguo departamento alquilado y esconden el dinero. Marcelo le dice:“tranquila, es un día como cualquier otro”. Pero en el transcurso de esas 24 horas de espera se revela la verdadera naturaleza del amor en la pareja, de la crisis por la que están pasando y de la violencia que los atraviesa.

Codirector de “El amor, primera parte” junto a Santiago Mitre, Alejandro Fadel y Martín Mauregui, Juan Schnitman definió a su ópera prima como un policial de pareja, con mucho dinero en juego, mucha violencia y elementos clásicos del género. “Aunque en realidad cuenta el hecho de que dos personas la están pasando muy mal”, resumió.

“A lo largo de la película se vive una violencia física real y tangible, que está a flor de piel -sostuvo el director-. Queríamos darle una impronta muy fuerte del mundo real. Los protagonistas se pelean por temas de dinero, pero también por temas muy concretos de la crisis de pareja que están viviendo”. El guión es de Agustina Liendo y en el reparto aparecen Luciano Suardi, Andrea Garrote, Julián Krakov y Edgardo Castro.

Desde la marginalidad

Antonio Molina es un delincuente en decadencia que intenta sostener a cualquier costo el respeto por la amistad y por la palabra empeñada. El drama amoroso del comisario Ibáñez y de su bella esposa Natalia, quien se entrega de lleno a la prostitución contrariando así la voluntad de su marido, involucra a Molina con una tragedia de proporciones para la cual nadie puede estar preparado.

Esa es la trama de “El Perro Molina”, quinto largometraje de José Celestino Campusano, uno de los realizadores más personales e interesantes del panorama nacional, director de “Vikingo”, “Fango” y “Fantasmas de la ruta”. El debutante Daniel Quaranta interpreta a Molina, bien acompañado por Florencia Bobadilla y Carlos Vuletich.

“Siempre ha habido otra cinematografía que se ha ocupado de crear un mito obsceno, que tiene muy poco de humano y que ataca y depreda todas las formas de materia -sostiene el director y guionista-. Es el héroe de Hollywood, que para mí es de una bajeza muy elocuente. Nosotros básicamente lo que tratamos es de que el personaje se apegue a las verdaderas características de los humanos”.

Comentarios