La alcaidía de La Rioja está colapsada por la detención de conductores ebrios

El gobierno decretó que se arreste por 30 días y se retenga el vehículo a los que no superen el test de alcoholemia. Las multas pueden llegar a 10.600 pesos.

10 Jun 2015
LA RIOJA.- La alcaidía de la capital riojana colapsó el último fin de semana por la detención de conductores ebrios, por lo que busca alternativas para el alojamiento de los infractores, dijo el gobernador de la provincia, Luis Beder Herrera, tras disponer por decreto para esos casos el arresto por 30 días sin derecho a excarcelación, medida que la oposición calificó de inconstitucional.

"Es una medida extrema, pero hacía falta ante la ola de siniestros viales con muertos, muchos de los cuales eran protagonizados por conductores en estado de ebriedad", dijo el mandatario respecto al Decreto 870/2015, publicado con su firma en el Boletín Oficial, que prevé además la retención del vehículo del infractor por el periodo que esté detenido y una multa que puede llegar a los 10.600 pesos.

El oficialismo defendió a rajatabla la decisión, pero la oposición salió a criticar con dureza el decreto a través de la diputada radical Inés Brizuela y Doria, quien lo tildó de inconstitucional e improvisado.

Familiares de los detenidos se manifestaron ayer en la puerta de la alcaidía y el jefe de la Policía, Luis Páez, justificó la medida: "Créanme que les estamos cuidando la vida. En el hospital se gastan millones de pesos por accidentes", les dijo.

El jefe policial también respondió a la queja de los familiares porque los infractores perderían días de trabajo y, en algunos casos, hasta el empleo.

"Si yo tengo un trabajo que cumplir el lunes, conozco mis responsabilidades, cada uno es dueño de las suyas y nosotros no podemos andar cuidando el trabajo de cada uno", afirmó.

La decisión que llevó al colapso de la alcaidía, sostuvo Páez, "es por el bien de las personas y de la vida de los demás. Este fin de semana hubo menos, 84", mientras "el anterior hubo 103 vehículos retenidos pero no estaba implementado el decreto", comparó.

Mientras tanto, el comisario Fernando Peralta fue desplazado de la jefatura de la Regional Chilecito, por negarse a acatar el decreto que prevé dejar bajo arresto a conductores que circulen por la vía pública en estado de ebriedad.

Según voceros policiales, en diversos operativos del fin de semana Peralta retuvo vehículos y aplicó multas pero sin detener infractores, por razones que no trascendieron. (Télam)
Comentarios