Arriesgó y ganó - LA GACETA Tucumán

Arriesgó y ganó

Ledesma festejó luego de cambiar neumáticos en el final .

08 Jun 2015
1

RESISTIERON. Los neumáticos blandos le duraron casi toda la carrera al Renault y por eso Christian Ledesma festejó. Prensa Renault Sport

Se la jugaron y les salió bien a Renault y al equipo Sportteam en Termas de Río Hondo, donde el Súper TC 2000 corrió su cuarta fecha. En una carrera especial con cambios obligatorios de neumáticos, Christian Ledesma estiró al máximo su parada y terminó venciendo.

La estrategia fue clave en la pista santiagueña ya que esta vez la categoría dispuso de dos compuestos de Pirelli: uno duro y otro blando (los equipos pudieron comprar hasta ocho de un mismo tipo por piloto).

El marplatense partió adelante en la final producto de haber ganado la serie más veloz y tuvo una gran lucha con Facundo Ardusso. Poco les importó la apertura de los boxes en la quinta vuelta para comenzar a cumplir con los cambios obligatorios.

En el undécimo giro el de Fiat prevaleció, en su tercer intento, y saltó a la punta hasta que el motor del Linea comenzó a fallar cinco vueltas más tarde. Allí Ledesma recuperó la vanguardia y mantuvo su ritmo. Recién en la última ronda hizo su cambio. Gracias a su diferencia volvió a pista primero y ganó.

Buena parte del mérito de este resultado es del responsable técnico del equipo, Maximiliano Juárez, que conoce mucho el compuesto blando de Pirelli dado que es el mismo que usa el Top Race, en el que el ingeniero logró varios campeonatos. “Cuando viajábamos para Las Termas, ‘Maxi’ me contó que había pensado en correr con la goma blanda durante toda la carrera. Le puse una cara como diciendo que era imposible… Pero me aseguró que el neumático iba a aguantar”, reveló Ledesma, que también le tuvo confianza al team-manager, Sergio Polze. “Él me dijo que me tranquilice, que la estrategia iba a salir bien y salió perfecta. Se alinearon todos los planetas. No era un karma, pero tenía muchas ganas de volver a ganar en la categoría”, aseguró el marplatense, que logró su primera victoria en el STC 2000, aunque tiene once en el TC 2000. “La diferencia la hicimos debajo del auto. En una categoría en la que los equipos se sacan los técnicos entre sí, fue un gran acierto de Renault el haber traído a ‘Maxi’ Juárez”, afirmó Polze.

Otro que arriesgó y le salió bien fue Facundo Chapur. El cordobés de Fiat hizo la pole, pero en la serie tuvo una falla en la caja de cambios. Tras usar gomas blandas, apostó por las duras. Ese cambio, por reglamento, lo hizo partir último en la final. “Fue una decisión de último momento de ‘Cachi’ Scarazzini (director deportivo) de largar con gomas duras. Y el resultado fue bueno por el gran trabajo de todo el equipo. Mi presente en la categoría no es casualidad sino causalidad de lo que venimos haciendo”, dijo Chapur, que sigue arriba en el campeonato.

Segundo resultó Rafael Morgenstern. “No pude regalarles un podio a los misioneros en Oberá, pero pude tomarme revancha”, aseguró el de Toyota, en su primera temporada completa en la especialidad.

“El que no arriesga no gana”, asegura el conocido refrán. Lo hicieron valer Christian Ledesma, el Sportteam y Renault. Lograron que el trabajo de equipo sea vital y su apuesta les otorgó el resultado ideal.

Comentarios