El fallo de Griesa es peligroso para el sistema financiero mundial, dice Kicillof

Los nuevos beneficiarios del pago de deuda son los “me too” (yo también), que se suman a los “buitre”. El funcionario recordó que había alertado sobre este tema. El ministro de Economía criticó la sentencia del juez de EEUU, que obligará al país a pagar U$S 8.000 millones.

PRÁCTICO. Kicillof sostuvo que lo que conviene es negociar y llegar a un acuerdo que sea pagable para el país.   dyn PRÁCTICO. Kicillof sostuvo que lo que conviene es negociar y llegar a un acuerdo que sea pagable para el país. dyn
08 Junio 2015
BUENOS AIRES.- El ministro de Economía, Axel Kicillof, afirmó que la sentencia del juez Thomas Griesa que el viernes aceptó reclamos adicionales de bonistas en default es “peligrosa para el sistema financiero internacional” y dijo que se está cumpliendo “el diagnóstico del Gobierno” en alusión a la aparición de los acreedores llamados me too (yo también) sumándose a la demanda de los fondos “buitre”.

Kicillof estimó que si se suman los 1.600 millones que reclama Paul Singer (del fondo inversor Elliott Management), más estas nuevas acreencias de los ‘me too’ por unos 6.000 millones reconocidas por Griesa, el reclamo asciende a casi unos “8.000 millones de dólares”, y lo calificó de “millonada”. “Queda claro que la Argentina no puede emitir 8.000 millones de deuda para sacarse de encima el problema. Es mucha plata”, señaló el ministro, quien además reveló que “el mayor me too es Paul Singer”.

En declaraciones a Radio 10, Kicillof planteó: “lo que se está cumpliendo es paso a paso el diagnóstico del Gobierno. Lo que dijimos que iba a pasar está ocurriendo y es que no eran solamente Paul Singer y sus 1.600 millones de dólares”. Recordó que habían dicho “que era una trampa, nos querían llevar por el embudo a pagarle a los buitres 1.600 millones” para que “después aparecieran las demás facturitas de todos los demás me too, que era el propio Singer”. “Fue una trampa muy bien armada en la que cayeron como chorlitos la mayoría de los economistas de la oposición, de los liberales, diciendo hay que ir a conseguir un descuentito y pagar”, añadió. Y apuntó que “los fondos buitre obtuvieron con Griesa una sentencia que es absolutamente insólita, absolutamente contra el sentido común, y además peligrosa para el sistema financiero internacional, y hasta el FMI lo dice así”.

Al respecto, alegó que “nosotros tuvimos un default donde había 81.000 millones de dólares, arreglamos con el 93% (de los acreedores) y ahora Griesa le reconoció a un 7% (que no entró a los canjes de 2005 y 2010) que se puede sentar en la mesa y conseguir algo 30 veces mejor que todos los demás”. Advirtió que “si esto es así, el próximo país que caiga en default no va a poder negociar nunca una quita”. Incluso, desestimó propuestas como las planteadas por el economista Miguel Bein, asesor económico del precandidato por el oficialismo Daniel Scioli, quien había planteado que habría que pagar a los fondos buitre con una quita del 30%.

“Ese 30% sigue generando condiciones totalmente inequitativas y muy peligrosas para todo el sistema”, retrucó Kicillof y calculó que si a esos 1.600 millones se le descuenta el 30% como propone Bein, quedan unos 1.100 millones. Y, dijo, como Griesa “le reconoce a todos los acreedores de Argentina lo mismo que a los buitre, entonces ese número” si “uno lo proyecta para el 7% restante (que no entró al canje) serán 15.000 o 17.000 millones de dólares”, que “es muchísima plata porque nuestras reservas son 34.000 millones”. Kicillof ratificó que “lo conveniente es negociar con todos los acreedores juntos y llegar a un acuerdo que sea pagable para el país”.

También dijo que los me too “no terminaron de aparecer” porque “Griesa está haciendo esto de racionarlos para que no quede a la luz verdaderamente la aberración de su fallo, porque lo que hizo fue reconocer a gente que compró bonos a 25% de su valor un 1.600% de ganancia”. “Esto que ha hecho es un escándalo, y ahora este escándalo ya llega a los 8.000 millones de dólares sumando todo”.

Por su parte, el intendente de La Matanza y precandidato a gobernador bonaerense por el Frente para la Victoria, Fernando Espinoza, defendió el modo en que la presidenta Cristina Fernández y Kicillof “administran el conflicto con los fondos buitre”. “Si Mauricio Macri tuviera que negociar con los fondos buitre, entrega hasta el Obelisco”, dijo Espinoza. El presidente del PJ bonaerense consideró que “el pueblo argentino hará una lectura clara de quiénes son los candidatos que le garantizan continuar con esa inclusión social”. (DyN)

Comentarios