El policía acusado de abusos sexuales evitaría el juicio oral acordando una pena

Las juezas de la sala VI de la Cámara Penal estudian la propuesta que hicieron la fiscala Juana Prieto de Sólimo y la abogada Silvia Furque

05 Jun 2015
1

TRIBUNALES PENALES. ARCHIVO LA GACETA

Tres abusos sexuales cometidos con idéntica modalidad y por la misma persona: un policía que abordaba a sus víctimas a la salida de los boliches. Las pericias de ADN dieron afirmativo, y corroborarían que el abusador sería Gabriel Ignacio Ortiz, quien trabajaba en la Patrulla Motorizada de Yerba Buena.

El agente busca evitar que se realice un juicio oral y público en el que se debatan cada uno de los casos, y su abogada acordó una pena de 28 años de prisión con la fiscalía de Cámara. El acuerdo está siendo estudiado por las juezas de la sala VI de la Cámara Penal Stella Maris Arce, Alicia Freidenberg y Marta Cavallotti, dijeron fuentes judiciales.

Ortiz había sido detenido a mediados de 2013 por el fiscal Washington Navarro Dávila, luego de que una mujer denunciara que la había interceptado a la salida de un boliche y con la excusa de que debía acompañarlo hasta la comisaría por unos supuestos incidentes en el local, la llevó a un descampado e intentó violarla. Los gritos de la víctima alertaron a los transeúntes y el policía fue aprehendido.

Al mismo tiempo, la fiscala Adriana Giannoni investigaba un abuso sexual con el mismo modus operandi, que había ocurrido en 2011. En ese caso se había consumado la violación y del semen se pudo extraer el ADN del abusador. Giannoni, enterada del caso que tenía Navarro Dávila, realizó un cotejo genético y el resultado fue positivo. Así, Ortiz quedó involucrado en una segunda causa.

La tercera acusación surgió luego de que Giannoni solicitara a la oficina de Autores Desconocidos que le enviara todas las causas de abuso sexual. Separó dos casos cuyos modus operandi eran similares a los otros. En uno de ellos, la víctima denunció que un policía la había abordado cuando salía de “Metrópolis”, y que la violó en unos cañaverales de Villa Carmela.

En este caso también había muestras de semen que no habían sido sometidas a pericias, por lo que se realizó otro cotejo genético, que también fue positivo. El policía quedó así involucrado en tres casos.

Cuando las causas llegaron a la Cámara Penal, se resolvió la unificación de los tres expedientes en la sala VI (donde había caído la primera causa que había elevado a juicio Navarro Dávila). La defensora de Ortiz, Silvia Furque, pidió a la fiscala de Cámara Juana Prieto de Sólimo que realizaran un juicio abreviado y acordaron una pena de 28 años de prisión. Si las camaristas dan el visto bueno, esa será la condena que deberá cumplir Ortiz, quien había ingresado a la Policía el 14 de diciembre de 2010. Si la propuesta es rechazada, deberá realizarse el debate oral.

Comentarios