La Universidad de La Plata echó al juez Piombo y lo declaró "persona no grata"

El magistrado suscribió un fallo por el que se redujo la pena al violador de un niño de 6 años

LA GACETA LA GACETA
02 Junio 2015
LA PLATA.- El Consejo Superior de la Universidad Nacional de La Plata (Unlp) expulsó hoy en forma "definitiva e irreversible" de la institución al juez del Tribunal de Casación bonaerense Horacio Piombo, quien junto a su par Benjamín Sal Llargués redujo la pena al violador de un niño de 6 años, y lo declaró "persona no grata". 

La expulsión del magistrado, quien ayer presentó su renuncia al cargo en el Tribunal de Casación bonaerense, fue pedida por la Federación Universitaria de La Plata (Fulp) para evitar que ejerza actividades académicas en facultades de la institución. 

Piombo, cuya dimisión al tribunal debe ser considerada por el gobernador Daniel Scioli, había renunciado la semana pasada a la cátedra que dictaba en la Facultad de Derecho de la Unlp, con lo que evitó que se le iniciara un juicio académico. 

Los estudiantes fundamentaron el reclamo en la necesidad de "establecer un procedimiento formal que reglamente el artículo 1° del Estatuto", que impide pertenecer a la universidad a aquellas personas "involucradas en violaciones a los derechos humanos y/o terrorismo de Estado". Piombo presentó su renuncia en una carta de dos páginas dirigida al presidente de Suprema Corte provincial, Juan Carlos Hitters, y fundamentó su dimisión en "fines jubilatorios". 

En la carta de renuncia el magistrado había afirmado que "ante esta situación que roza el respeto que debe merecer la tarea judicial deviene necesario, con la mayor mesura admisible, adoptar la prudente actitud de alejamiento plasmada en este acto". 

En el texto, sostuvo que la opinión pública "hoy se encuentra conmovida por un fallo, cuyo contenido pertenece al Dr. Benjamín Sal Llargués, al cual adherí por su corrección jurídica". 

La renuncia, en caso de ser aceptada por el Ejecutivo, hará caer el jury que el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados inició en abril en su contra por "mal desempeño de sus funciones", a raíz de un fallo similar que redujo la condena de un pastor evangélico acusado de abusar de dos adolescentes en 2011. 

La polémica sobre los fallos de Piombo y Sal Llargués se desató en mayo, cuando se conoció que habían beneficiado a un hombre acusado de violar a un niño de 6 años con la reducción de la pena de 6 años de cárcel a 3 años y 2 meses. 

Los jueces fundamentaron el fallo, que fue apelado y se encuentra a consideración de la Suprema Corte bonaerense, en que el menor de edad tenía su "orientación sexual definida" porque ya había sido abusado anteriormente, por su padre. 

Tras el fallo, Piombo fue expulsado de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Mar del Plata y renunció a la Facultad de Ciencias Jurídicas de La Plata, mientras que Sal Llargués fue apartado de la Universidad Nacional del Sur (UNS) de Bahía Blanca y del Consejo de la Magistratura bonaerense. (DyN)

Comentarios