La crisis cañera y la campaña política se mezclaron en UCIT

Productores se reunieron con Manzur y Jaldo

29 May 2015
Ramona Albornoz recibió en marzo la notificación legal de la Dirección General de Rentas (DGR) sobre una deuda de tres años en concepto del impuesto a los Ingresos Brutos. El organismo le envió el documento oficial impreso y le aclaró con letras mayúsculas que, en caso de no regularizarla, le iniciará un Juicio de Ejecución Fiscal. La mujer, de 89 años y nieta de cañero chico, es productora y ha alcanzado ingresos por $ 10.000 por año por producción en sus ocho hectáreas.

Su hijo, Julio Campero, de 52 años, llegó ayer a la sede de la Unión Cañeros Independientes de Tucumán (UCIT) para participaron de una jornada en la que iban a presentarse el candidato a gobernador por el oficialismo, Juan Manzur, y a vicegobernador, Osvaldo Jaldo, en las elecciones provinciales. Campero había llegado al lugar decidido a plantear la dificultad en nombre de su madre, exhibiendo la intimación. “No puede pagar y le pueden quitar la tierra”, reclamó en referencia a la presión fiscal, como uno de los factores de la actual crisis azucarera, así también los bajos precios internos y externos y los altos costos de insumos.

Campero no logró manifestarse ante los funcionarios, al igual que otros cañeros chicos, entre ellos, Emilio y José Molina (no hay parentesco), de Monteros, debido al desarrollo de la jornada. “Entendemos lo de la campaña política, pero no pudimos hacernos oír”, enfatizó Campero.

Quien sí pudo exponer el impacto del régimen impositivo en los actores primarios fue Fernando Austerlitz, de UCIT. Solicitó la “Alícuota Cero” de Ingresos Brutos como solución inmediata; apuntó al revalúo inmobiliario y dijo que el impuesto Inmobiliario incrementó en diferentes casos hasta 4.000%.

Sergio Fara, titular de UCIT, y su par de Cañeros Unidos del Este (CUE) Mario Tizeira, fueron los anfitriones de Manzur y Jaldo, quienes habían arribado junto con el ministro de Desarrollo Productivo, Jorge Feijóo. Las entidades cañeras entregaron a los candidatos un petitorio solicitando el compromiso de los candidatos para cumplir con medidas necesarias para revertir la crisis. Entre ellas: crear un fondo anticrisis, el prefinanciamiento de zafra, elevar a 15% el corte de mezcla de alcohol de caña en las naftas (acta de Alperovich-Scioli) y la participación de los productores en el programa bioetanol. En el encuentro se dejó en claro el mal momento financiero de los cañeros, culparon a los industriales y resaltaron la presencia de los políticos en la sede.

Jaldo remarcó las acciones del Gobierno: la gestión por el corte de biocombustible, el fondo rotativo de $ 40 millones, entre otros, y afirmó que la gestión prioriza a los agricultores cañeros y destacó el registro provincial de productores para “Alícuota Cero”. Mientras que Manzur hizo hincapié en “perspectivas hacia adelante” y en la sustentabilidad de los cañeros.

Comentarios