El cambio de aire necesario

Rodríguez aportó tranquilidad con su experiencia.

RESISTENCIA. Juan Pablo sabe de finales y su experiencia resulta siempre un plus. la gaceta / foto de héctor peralta (archivo) RESISTENCIA. Juan Pablo sabe de finales y su experiencia resulta siempre un plus. la gaceta / foto de héctor peralta (archivo)
La apreciación de Juan Pablo Rodríguez fue correcta luego del triunfo ante Los Tordos. “Los chicos ya habían hecho un buen trabajo cuando entré”, elogió Rodríguez a sus compañeros, luego de la conquista del Torneo del Interior “A”. El apertura, presente en las cuatro finales perdidas, pudo por fin liberar ese grito contenido.

El experimentado back “purpurado” ingresó cuando a la final le quedaban 12 minutos y sí, “nales” ganaba. Es verdad: el trabajo estaba bien hecho, pero fue de culto defensivo, una filosofía que solo garantiza el sufrimiento en el campo de juego y en las tribunas. “En esos últimos minutos puse lo mío y traté de tranquilizar al equipo; nada más”, explicó Rodríguez. Y ¡nada menos!

Según el jugador, los cambios, propios y ajenos, fueron los que modificaron el trámite, no así el resultado que siempre fue favorable a Cardenales. “En el primer tiempo fuimos claros dominadores, pero en el segundo nos quedamos un poco sin piernas y no podíamos hacer ese cambio de aire que se necesita en una final”, estableció Rodríguez.

Al mismo tiempo, tucumanos y mendocinos recurrieron al banco de suplentes, pero Los Tordos lo hizo de modo más masivo que Cardenales. Tres modificaciones tempraneras funcionaron para tomar posesión de la ovalada. “Ellos empezaron a venirse, como era lógico, pero la confianza del equipo nunca se perdió. Incluso cuando estábamos con dos menos, triplicamos las fuerzas”, destacó el apertura.

Con esos cambios, Los Tordos, según Rodríguez, logró lo que para él es clave en una final. Pero el que ríe último, rió mejor, en este caso. “Hicieron las modificaciones y cambiaron el aire, pusieron más dinámica con jugadores frescos”, describió Rodríguez que formó parte de las cuatro modificaciones que se hicieron en Cardenales en los minutos finales. “Era lo que nosotros también teníamos que hacer y, cuando se hizo, se tranquilizó todo y sacamos el partido adelante”, dijo con orgullo de campeón.

Comentarios