Cepos y facturas mellizas" en Yerba Buena: “La Municipalidad también sería damnificada” - LA GACETA Tucumán

Cepos y facturas mellizas" en Yerba Buena: “La Municipalidad también sería damnificada”

Por el caso de las boletas con igual numeración y distintos montos, la Intendencia pide explicaciones a Marm Group. No obstante, creen que se trataría de un hecho aislado El secretario de Hacienda dijo que se emplazó a la firma Marm Group para que brinde explicaciones sobre las “facturas mellizas”

17 May 2015
1

CEPOS DE LA DISCORDIA. Una infracción de 2014 contra una vecina saco a la luz la existencia de boletas mellizas. la gaceta / foto de antonio ferroni

Quienes habitan en Yerba Buena siguen teniendo altercados con el cepo. Aunque esta vez, la desavenencia ha alcanzado también a los gobernantes de esa ciudad. Eso dejó entrever el secretario de Hacienda, Roberto Biscardi, cuando se le consultó sobre el caso de boletas mellizas por la misma infracción de tránsito. “La Municipalidad también habría sido damnificada”, declaró.

Biscardi hizo oír su voz luego de que en la edición de ayer de LA GACETA se publicara la historia de Isabel Mirande, una vecina que denunció ante el Tribunal de Faltas que Marm Group -la empresa que coloca los trabarruedas- habría adulterado recibos. “Se han iniciado actuaciones administrativas. Y se le otorgó un plazo de cinco días a la firma para que efectúe su descargo”, añadió.

Ese tiempo vence este martes. Biscardi sostuvo que, entonces, evaluarán cómo proceder. No obstante -según él- se trataría de un caso aislado, puesto que no hubo otros reportes similares.

“La empresa efectúa una rendición de cuentas mensual. Nosotros cotejamos ese informe con el que nos proporciona la Dirección de Tránsito, ya que los cepos se colocan en presencia de un inspector municipal, que es quien labra la infracción. Hasta ahora, siempre habían coincidido ambas planillas”, aseguró.

El caso
La historia se desencadenó hace unas dos semanas, cuando Mirande fue citada por una multa de tránsito que había sido labrada un año atrás, en abril de 2014. Para el Tribunal de Faltas, se encontraba impaga.

Mirande, en cambio, se sorprendió con la citación. Ella estaba convencida de que había saldado su deuda. Así que buscó el recibo -que estaba guardado- y se presentó con ese documento, en el que se lee un pago total de $ 489, en concepto de destrabe e infracción.

En el juzgado, se dio con que el duplicado había sido adulterado: aunque el número y su nombre eran los mismos, el monto de la multa había sido cambiado a $ 170, correspondientes al destrabe.

Ambos recibos fueron confeccionados el mismo día, y cuentan con idéntico número (0001 - 00001653).

En su descargo, Mirande expuso la posible existencia de varios delitos. En primer lugar, mencionó una tentativa de estafa a ella. Luego, deslizó una defraudación al Estado municipal. Tercero, sospechó que podría haber una evasión fiscal ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y la Dirección General de Rentas (DGR).

Revuelo en el Gobierno
Después de recibir ese texto, la presidenta del Tribunal de Faltas, Bibiana María Tarzia, le envió una nota a Biscardi, en la que le pidió que “tome medidas”, ya que la oficina que él preside es la encargada de recepcionar y de registrar las infracciones.

El caso repercutió también en el Concejo Deliberante, puesto que el concejal Javier Jantus presentó un proyecto de resolución para que se cite a Biscardi, al secretario de Gobierno, Rodolfo Ocaranza, y a los jueces Tarzia y Víctor Schedan, con el objetivo de que expliquen lo ocurrido.

Fuentes consultadas de la AFIP afirmaron que, si se comprueba que se trata de una doble facturación, se estaría ante un caso de estafa al Municipio y de evasión tributaria.

Comentarios