Sin sublemas, se desató una “acoplemanía” - LA GACETA Tucumán

Sin sublemas, se desató una “acoplemanía”

A los 236 partidos ya reconocidos por la Junta Electoral Provincial se suman otras 477 fuerzas en vías de inscripción. La pelea territorial es feroz en los municipios.

03 May 2015
1

MESONES REPLETOS. La imagen podría repetirse en la elección de agosto. la gaceta / archivo

Como si se tratase de un deja vu de los ‘90, los cuartos oscuros prometen estar nuevamente atestados de boletas en las elecciones provinciales. Es que aunque la Ley de Lemas fue derogada hace ya 10 años, el sistema de acoples se convirtió en un digno sucesor de aquella cuestionada norma: aunque sobre los mesones no estarán los 3.000 lemas que abarrotaron las escuelas en 2003, es probable que el 23 de agosto próximo haya más de 700 papeletas en competencia.

Este sistema, creado tras la reforma constitucional de 2006, habilita a una agrupación política a anexar sus candidatos parlamentarios (para la Legislatura o para los Concejos Deliberantes) a algún postulante para cargo ejecutivo (gobernador o intendente). Así, cuanto más amplia sea la base de postulantes a cargos legislativos, mayores son las chances de que una fórmula gubernamental obtenga más sufragios.

Hasta junio de 2006, cuando se sancionó el nuevo texto de la Constitución, la Junta Electoral Provincial registraba 53 partidos políticos, entre los comunales, los municipales, y los provinciales (pueden promover candidatos a gobernador, a vicegobernador y a legisladores). Pero en las elecciones de 2011, por ejemplo, sólo el Frente para la Victoria presentó un total 87 listas colectoras, de las cuales 47 fueron a través de partidos provinciales (suman para el binomio de gobernador y vice) y 40 municipales (suman para las postulaciones a intendente). El Acuerdo Cívico y Social (ACyS), en tanto, había otorgado acoples a seis fuerzas con personería provincial y a 10 municipales, de los que surgieron 53 listas entre candidatos a legislador, a edil y a intendente.

Este año, en cambio, el aprovechamiento que darán los candidatos a gobernador e intendente al régimen de acoples parece ser mucho mayor. Tal interés de la dirigencia se percibe en las oficinas que la Junta Electoral Provincial (JEP) posee sobre la calle La Madrid al 600. Las cifras son elocuentos para graficar el fenómeno electoral que se está gestando.

Mientras hasta diciembre de 2014 los partidos reconocidos por la JEP llegaban a 236 (85 de alcance provincial, 137 municipales y 11 comunales), hasta el jueves (último día hábil de la semana pasada) había al menos 477 nuevas agrupaciones en vía de reconocimiento por parte del órgano.

“Eso habla del interés y de la decisión para aprovechar que cuantos más partidos haya, más votos pueden reunir”, conjeturó el secretario de la Junta Electoral tucumana, Darío Almaraz, respecto del gran movimiento dirigencial.

La “acoplemanía” estalló con mayor fuerza en el interior. Las estadísticas muestran que para la batalla por las intendencias los postulantes están buscando el aval de muchas listas de concejales: en los municipios, hay pedidos de inscripción de 401 sellos municipales (pueden promover intendentes y ediles solamente), contra 28 de orden comunal (sólo candidatean a delegados comunales y no pueden gozar de acoples) y 48 estructuras de carácter provincial.

De todas maneras, todos aquellos dirigentes que pretendan contar con sus partidos en las elecciones de agosto deben tener muy presente el próximo 22 de mayo, ya que hasta ese día deben cumplir con todos los trámites que les exige la JEP si es que pretenden contar con tiempo para cumplir con el cronograma electoral vigente. Entre los requisitos aparecen la elección de un nombre, de un apoderado y un domicilio legal, completar la planilla de adhesiones y afiliaciones, y elaborar sus plataformas políticas. La fecha no es antojadiza, sino que ese día vence el plazo para que se conformen las alianzas electorales. Luego, todos los partidos contarán con un mes más (hasta el 22 de junio) para definir sus candidaturas mediante internas cerradas o nóminas de acuerdo dentro de cada cúpula.

Comentarios