Un guerrero del Paraguay

La destacada actuación del tucumano Álvarez

25 Abr 2015 Por Carlos Páez de la Torre H
1

COMBATIENTES DEL PARAGUAY. Grupo de soldados que el fotógrafo captó en uno de los intervalos de descanso la gaceta / archivo

Uno de nuestros comprovincianos que se distinguieron en la Guerra del Paraguay, fue el teniente coronel Manuel Antonio Álvarez. Había nacido en Tucumán el 24 de marzo de 1836, hijo de don Roque Álvarez y doña Isabel Maciel, según informa el historiador Vicente Cutolo.

Como sargento 1° de la Guardia Nacional, marchó en 1865 a la Guerra del Paraguay. Participó destacadamente en las acciones de Paso de la Patria y en la toma de la batería de Itapirú. Asimismo, en las sangrientas batallas de Estero Bellaco, de Tuyutí y de Curupaytí. Su desempeño fue reconocido por condecoraciones que le otorgaron tanto la Argentina como el Brasil.

Después, en 1867, Álvarez revistó en las fuerzas que mandaba Wenceslao Paunero, destinadas a operar en el interior. Era teniente 2° en 1868, cuando pidió su baja del servicio. Pero en 1871 se lo reincorporó a las filas como capitán, con destino en el comando de la frontera sur de Santa Fe.

En 1874, como se sabe, estalló la revolución porteñista contra la flamante presidencia del tucumano Nicolás Avellaneda. En ese momento, Álvarez revistaba en el regimiento 8 de Caballería, que se sumó al ejército que, al mando del entonces coronel Julio Argentino Rica, sostenía a las autoridades nacionales.

Así, estuvo en la decisiva victoria de Santa Rosa, que valió a Roca el generalato, y donde Álvarez resultó herido. Curadas sus lesiones, volvió a Santa Fe en 1875. Estuvo allí cuatro años, y luego lo destinaron a Mendoza, con el grado de teniente coronel, ganado por sus valiosos servicios. Se retiró en 1895, y falleció en Buenos Aires el 7 de abril de 1928.

Comentarios