Albaca debe ir a juicio oral, según una fiscala

Prieto requirió el juzgamiento del ex funcionario por las irregularidades que este habría cometido mientras controló el caso de Paulina Lebbos Pedernera, defensor del imputado, anticipó que se opondrá al dictamen y que pedirá el sobreseimiento. Lebbos celebró y agradeció

10 Abr 2015
1

ACUSADO POR ENCUBRIMIENTO, ENTRE OTROS DELITOS. Carlos Albaca se retira de los Tribunales penales de la provincia luego de declarar como imputado. la gaceta / foto de antonio ferroni (archivo)

El ex fiscal Carlos Albaca está más cerca de ser sometido a juicio oral por su desempeño en la investigación del caso “Lebbos”. Esta causa fue abierta a propósito del crimen aún impune de la joven Paulina Alejandra Lebbos, que fue asesinada en 2006.

La fiscala Juana Prieto de Sólimo requirió la elevación a juicio de la causa iniciada en virtud de las anomalías detectadas en el trabajo que el imputado desarrolló mientras controló la investigación del homicidio. Prieto considera que el ex titular de la Fiscalía de Instrucción de la II Nominación de esta capital es el probable autor de los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público; de promoción de la represión (retardo y denegación de justicia) y de encubrimiento agravado.

Prieto de Sólimo organizó la acusación alrededor de la imputación de 11 hechos. Entre ellos, describe pruebas técnicas y estudios científicos que no se habrían efectuado; sospechosos sobre los que no habría indagado y pistas que no habría seguido deliberadamente. En el caso específico del encubrimiento, precisa que Albaca “a sabiendas y conscientemente no realizó durante siete años los estudios de ADN” de los cabellos encontrados en el cuerpo de Paulina y que esto habría coadyuvado a la pérdida de material importante para detectar perfiles genéticos.

La causa contra Albaca había sido abierta a partir de al menos dos denuncias: una de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán y otra del diputado José Cano (UCR). El expediente recayó en la oficina de Prieto de Sólimo por orden del ministro público Edmundo Jiménez, tras la inhibición generalizada de los fiscales de instrucción. Previamente a la denuncia de la Corte, Albaca fue sometido a un sumario administrativo que desencadenó su renuncia con fines jubilatorios y precipitó la dimisión del ex ministro público Luis De Mitri.

El camino de Albaca hacia el banquillo de los acusados no está sin embargo despejado. El dictamen de la fiscala debe ser revisado por un juez de primera instancia. Si este lo eleva a juicio, Albaca todavía tendrá la posibilidad de recurrir la decisión ante la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Instrucción.

El abogado defensor del ex fiscal, Manuel Agustín Pedernera, adelantó que hoy presentará la oposición al requerimiento de elevación a juicio y pedirá el sobreseimiento para su cliente. “De manera sorpresiva y sin la debida motivación se está cerrando una investigación que incumple los deberes procesales exigidos para dilucidar la responsabilidades que se le pretenden endilgar a Albaca. Es una decisión injustificada y prematura, que cercena derechos de defensa que son de raigambre constitucional y que no sólo afectan a mi defendido gravemente sino también a la posibilidad de que toda la sociedad conozca lo que lamentablemente sucedió (con la víctima)”, expresó. El letrado subrayó que no se habrían tenido en cuenta las pruebas presentadas por Albaca, que había negado su intervención o participación en los hechos que le atribuyen. Otras fuentes cercanas al ex fiscal advirtieron que este podría requerir el apartamiento de Prieto.

“Protegió a los asesinos”

Alberto Lebbos, padre de Paulina, celebró la decisión de Prieto y consignó que hoy se presentará como querellante en representación de su nieta Victoria, de 14 años. “Este hombre (por Albaca) ha hecho mucho daño a la causa del homicidio impune de mi hija. Protegió a los asesinos”, consideró. Afirmó que siente respeto por la fiscala y pidió a la Justicia que actúe con premura. “Que siga el proceso y que él tenga todas las garantías que negó a tantos ciudadanos, y que vaya a la cárcel, como tienen que ir de los delincuentes”, sostuvo. Lebbos apuntó también contra el Gobierno: “no tenemos que olvidar que el clan Alperovich- Rojkés protegió a Albaca”. Agradeció, por último, la investigación de Bernardo Lobo Bugeau (secretaría de Derechos Humanos de la Nación), y el apoyo de la sociedad y de los familiares de víctimas de la impunidad.

Comentarios