La esposa de Mangeri aseguró que la madre de Ángeles le pidió perdón

Diana Saettone declaró en el juicio contra su marido. La abuela de la chica dijo que su nieta fue “una mártir que defendió su honor”.

04 Mar 2015
1

SAETTONE. La mujer declaró ante el Tribunal, aunque no fue interrogada. ARCHIVO DYN

BUENOS AIRES.- La esposa de Jorge Mangeri, Diana Saettone, aseguró esta mañana que la madre de Ángeles Rawson, María Elena “Jimena” Aduriz, le pidió perdón cuando se encontró con ella en la fiscalía la noche del viernes 14 de junio del 2013, en la que el portero del edificio de Ravignani 2360 quedó preso por el homicidio de la adolescente. "Me daba la mano y me pedía perdón", declaró hoy en el jucio.

"Mirá lo que le hicieron a Jorge. Quieren que se haga cargo de la muerte de 'Mumi' ", habría dicho Aduriz según indicó Saettone. Además agregó que la madre de Ángeles le decía que se quedara tranquila, que tanto ella como su marido Jorge Opatowski "habían hablado maravillas (ante la fiscal) de Jorge".

Saettone denunció en la tercera audiencia del debate oral por el crimen de Angeles que esa noche del viernes 14 de junio se sintió "presa" en la fiscalía de instrucción 35, a cargo de Paula Asaro, porque no la dejaban hablar por teléfono, la acompañaban para ir al baño y que tenía a una mujer policía a su lado que la cuidaba y le preguntaba sobre su marido.

Además dijo que alrededor de las cinco de la madrugada del sábado 15 de junio salió la fiscal Asaro de su despacho y le dijo que su esposo iba a quedar preso por el crimen y le aconsejó que se fuera a la casa de sus familiares en la zona norte del conurbano para evitar "agresiones", por parte de la familia de la adolescente asesinada.

La esposa de Mangeri dijo que respeta a los padres de Ángeles y que quiere saber la verdad. "Cuando nos enteramos (de la muerte de Ángeles) se nos vino el mundo...", dijo Saettone.

Durante el testimonio de la mujer de Mangeri, el abogado querellante Pablo Lanusse se abstuvo de realizar preguntas al considerar que se trata de un "testimonio mendaz" y el presidente del TOC 9, Fernando Ramírez, le aclaró a Seattone que, al ser esposa del acusado, no puede declarar contra su esposo y podía negarse a contestar preguntas que considere que lo incriminan.

"Pude verla y llorarla"

La abuela de Ángeles recordó a su nieta y agradeció a la empleada de la Ceamse que encontró su cadáver. "Bendigo a la persona que abrió la bolsa (de basura) porque pude velarla y puedo llorarla y saber que está en el cielo", dijo María Inés Delia Castelli ante el Tribunal. Y agregó: "a Angeles le robaron la vida, que es lo único que no se puede devolver. Fue una mártir que defendió su honor".
Comentarios