Un radical se sumó al gabinete municipal - LA GACETA Tucumán

Un radical se sumó al gabinete municipal

Luis Yanicelli ocupará un cargo ad honorem

10 Feb 2015
1

En el amayismo aseguraron ayer que la incorporación al gabinete municipal del dirigente radical y presidente del Instituto Belgraniano, Luis Yanicelli, tiene una lectura política que trasciende lo académico. El dirigente, quien luego de las elecciones de 2013 pugnó para acceder a la banca en el Senado que dejó vacante el actual diputado José Cano, formará parte no sólo de una estructura municipal que se prepara para enfrentar al alperovichismo en los comicios de agosto. Según admitieron en el entorno del intendente, Domingo Amaya, la llegada de Yanicelli contribuye a aportar la “pata radical” para el armado electoral.

Ayer, durante el acto de asunción del dirigente radical, hubo invitados especiales. En la primera fila, entre legisladores, concejales y funcionarios amayistas, los organizadores sentaron a tres dirigentes -dos responden al massismo- que competirán por la intendencia en los municipios de su influencia. El concejal de Las Talitas, Marcos Kristal, el edil de Yerba Buena, Mauricio Marcoccia, y el sacerdote Luis Bejar, candidato a intendente de Tafí Viejo. Los tres dirigentes confirmaron que buscarán acceder a los distritos municipales con el apoyo político del jefe municipal. Antes de la ceremonia de asunción de Yanicelli, Kristal confirmó que ya comenzó a militar en el amayimo. “Estoy con Amaya porque el intendente de la capital representa al peronismo verdadero, a diferencia del alperovichismo que sólo se viste de peronismo. Estamos convencidos, junto con el concejal Sergio Rossi, que Amaya es la mejor opción para gobernar la provincia”, expresó Kristal.

Con la incorporación de Yanicelli ya son dos los radicales que se pasaron a las filas del jefe municipal. A fines de año pasado, el ex concejal Raúl Pellegrini ya se había sumado al espacio político.

“Voluntad de amplitud”

Luego de tomarle juramente, Yanicelli brindó un breve discurso. Le agradeció al intendente por permitirle participar en la planificación de actos y conmemoraciones del Bicentenario de la Independencia. “Con el intendente venimos trabajando juntos desde larga data. Hemos recuperado lugares en la Ciudad Histórica, dándole un sentido para el conocimiento y el orgullo de los tucumanos. Revalorizando el patrimonio”, expresó el historiador. “En este mundo de la globalización nos estamos enfrentando al desafío de proteger y preservar nuestra identidad. Con este sentido vamos a llevar adelante este trabajo”, prometió Yanicelli, al tiempo que agregó: “preservar nuestra memoria no es el trabajo de una facción sino de todos”.

Sobre su incorporación como asesor ad honorem, el dirigente radical opinó que la decisión de Amaya de sumarlo “habla de voluntad y decisión de amplitud”. “Es un acto de diálogo constructivo. Es importante que se desarrollen, a partir de coincidencias concretas y no improvisadas, un trabajo en beneficio de la comunidad. Lo mejor es cotejar ideas para ver cual soluciona mejor los problemas de la gente”, remarcó.

“Mirando al futuro”

Amaya fue el encargado de cerrar el mitin. “Estamos a muy poco tiempo de esta fecha trascendental para la historia de nuestro pueblo (el Bicentenario de la Independencia), e incorporar a la figura del doctor Yanicelli nos llena de orgullo porque es un hombre comprometido con la historia, que viene trabajando con nosotros, un hombre que defiende la institucionalidad y promueve el diálogo”, ponderó Amaya. Y destacó: “es importante que se sume gente comprometida, no importa el color político, lo importante es la pasión y el amor por nuestra tierra. Hay hombres y mujeres como él que se nos han acercado para posicionar a San Miguel de Tucumán como la Ciudad Histórica de los argentinos”.

“Estamos mirando al futuro. Por eso invitamos a que se nos sume más gente con amor y pasión por nuestra tierra, por ese Tucumán con inclusión, trabajo, producción. No miremos los colores políticos. Abramos los brazos para lograr ese Tucumán del futuro”, concluyó.

Comentarios