Las redes 5G saldrán a la cancha en Rusia 2018

Huawei realizará pruebas durante el Mundial. Internet estará en todo

13 Dic 2014
1

CONECTADOS. Los móviles serán nuestra gran “base de operaciones”. unternehmensgruendung-weltweit.ch

Dos pasos atrás. En la era de las comunicaciones, Argentina se encuentra dos grandes zancadas detrás de la evolución tecnológica. Porque mientras en el mundo ya comenzaron a prometer fechas para la implementación del 5G y su estadio previo -el 4.5 G-, nuestro país acaba de dar el primer paso para desplegar las redes 4G para mejorar las saturadas comunicaciones móviles en todas las provincias algo que, con mucha suerte, se podría ver el año que viene.

La quinta generación de comunicaciones móviles, que busca definitivamente instalar internet como la gran autopista de intercambio de datos, será probada en 2018 durante el Mundial de Fútbol en Rusia. Así como Brasil 2014 fue la oportunidad de masificar la televisión 4K, Rusia podría ser el año en que el 5G demuestre que, ahora sí, todo lo que vemos y lo que usamos puede estar conectado a la red de redes.

La empresa china Huawei será una de las grandes protagonistas en este nuevo paso que promete un cambio radical en nuestra forma de relacionarnos con la tecnología. Según informó en un comunicado de prensa, la compañía ha firmado un memorando de entendimiento con el operador ruso MegaFon para hacer pruebas de redes móviles 5G durante el Mundial. El convenio fue suscrito durante el Global Mobile Broadband Forum (Foro Mundial de Banda Ancha Móvil), un encuentro para debatir los estándares y el protocolo de las futuras redes 5G.

En 2020 el sistema podría estar consolidado en América Latina, según ha estimado Jaco Zheng Liangcal, presidente de Huawei para la región de Norteamérica, en un diálogo exclusivo con el sitio Enter.co. El año del Mundial, además de las pruebas, podrían comenzar a comercializarse las primeras redes, de la misma manera en la que ahora se está empezando a masificar el uso de 4G LTE. “Me atrevería a decir que en Latinoamérica, 5G llegará en 2020”, señaló el directivo. Las principales regiones que conocerán esta veloz y poderosa tecnología serán Rusia, Arabia Saudita y, por supuesto, China.

¿Cuál es la gran revolución del 5G? La velocidad y la capacidad de soportar más conexiones y tráfico de datos. En un mundo en el que todo esté interconectado, esa infraestructura será indispensable. “La banda ancha movil está cambiando la vida de los usuarios, reorganizando internet, la industria, y la sociedad. 5G no es sólo la próxima generación de comunicaciones móviles luego de 4G, sino un marco para el futuro del mundo digital. En la era del 5G, un usuario normal podrá alcanzar velocidades de 10 gigabits por segundo (Gbps)”, informó Huawei en el mismo comunicado. Eso es 10 veces más velocidad que las actuales redes 4G, que a su vez son 10 veces más rápidas que las 3G.

Ciudades inteligentes que brinden todo tipo de información a sus habitantes en tiempo real, autos que se comunican entre sí para optimizar el tránsito o evitar accidentes, dispositivos hogareños que pueden manejarse y controlar la casa desde el móvil. Cuando se dispare el número de dispositivos conectados a internet, haciendo realidad el concepto de “el internet de las cosas”, será indispensable que las redes puedan soportar enormes volúmenes de tráfico.

“Antes se decía que en 2020 habría 50.000 millones de dispositivos conectados a internet, ahora se cree que esa cifra es cautelosa”, le dijo a la BBC Sara Mazur, directora de Investigación de Ericsson, una de las compañías de comunicaciones que está liderando el desarrollo de 5G. Según la experta, la conexión 4G no puede soportar esa demanda de conectividad porque no fue diseñada para hacerlo. Sin embargo, en Argentina todavía habrá que esperar para conocerla.

EN LA CASA
El hogar será un centro de cómputos

Con una red más rápida, con más capacidad y más confiable, las casas del futuro podrían convertirse en auténticos centros informáticos. Todos los dispositivos, desde los electrodomésticos más comunes hasta los sistemas de seguridad, podrían estar interconectados entre sí, compartiendo información sobre todo lo que sucede en el hogar. Y, si sus habitantes no se encuentran ahí, mantenerlos conectados mediante los móviles.

ENTRETENIMIENTO
El streaming 4k en el bolsillo

El nuevo estándar de video en Ultra Alta Definición (UHD) o 4K, que entusiasmó al mundo durante el último año, encuentra todavía algunos problemas vinculados al enorme volumen de datos que manejan. Los pesadísimos archivos de una película en 4K podrían ser transmitidos en tiempo real con una red más veloz como la 5G. Los contenidos en UHD podrán ser visualizados en los dispositivos móviles en cualquier lugar, en televisores inteligentes y en computadoras.

EN LA CIUDAD
Autos que “hablarán” entre sí

Los vehículos que circulan en la ciudad podrían comunicarse entre sí utilizando la red 5G, una suerte de autopista por la que circulará información sobre el estado de las rutas, embotellamientos, velocidades promedio, etcétera. Podría además ser la infraestructura informática para comenzar a utilizar vehículos sin conductor. Las ciudades, como los hogares, serán grandes centros de procesamiento de datos para optimizar el tránsito.

MEDICINA
Operaciones “a control remoto”

Una de las posibilidades que más entusiasma a los investigadores del 5G es la de ser utilizada en la medicina. Al convertirse en una red confiable y sin interrupciones, habría chances, por ejemplo, de realizar complejas operaciones vía control remoto, principalmente en casos de emergencia. El cirujano podría manejar todo el quirófano desde una computadora, y sus manos serían brazos mecánicos que respondan a sus instrucciones.

LA VELOCIDAD NO LO ES TODO

30 veces
Según la Comisión Europea, se espera que que en seis años el tráfico en internet sea 30 veces mayor al actual. El protocolo 5G tendrá que garantizar mayor velocidad, pero también mayor capacidad.

800 Gbps
En el futuro, las conexiones 5G podrían alcanzar los 800 Gbps. Las pruebas realizadas hasta el momento llegaron a 1, 10 y hasta 115 Gbps, pero aún no se ha definido cuál será la velocidad mínima estándar.

1G (1980)
La primera generación de redes de telefonía móvil era completamente analógica y sólo admitía la comunicación por voz. Hijos del 1G son los primeros teléfonos celulares, los famosos “ladrillos”.

2G (1991)
La segunda generación de redes fue íntegramente digital. Comenzaron a existir a nivel comercial en el estándar Global System for Mobile Communications (GSM). Introduce el mensaje de texto y la tarjeta SIM.

3G (2001)
Entre el 2G y el 3G apareció el sistema 2.5G, que introdujo la transmisión de datos (internet) a baja velocidad. El estándar 3G aumentó la velocidad a 1 o 2 mega bits por segundo (Mbps).

4G (2012)
Los smartphones cada vez más poderosos y el aumento de los servicios que utilizan internet empujó al incremento de la velocidad. El 4G puede llegar a 10 o 20 Mbps.

5G (2020)
Además de un notable incremento de la velocidad, las redes tendrán más capacidad para soportar más conexiones. Es un equivalente a ensanchar una autopista para que circulen más autos.
Comentarios