Desvalijaron un comercio que vendía celulares - LA GACETA Tucumán

Desvalijaron un comercio que vendía celulares

Los asaltantes irrumpieron a la madrugada en el negocio que está ubicado en la calle principal de esa ciudad; no hay testigos del robo. La calle Colón al 200 está monitoreada por cámaras de seguridad de la Policía. No hallaron huellas dactilares de los asaltantes. Los comerciantes quedaron casi en ruina.

23 Nov 2014
1

DESORDEN. Los asaltantes tuvieron tiempo para revisar todo el negocio. la gaceta en whatsapp

Los ladrones que desvalijaron ayer a la madrugada un comercio dedicado a la venta y reparación de celulares, ubicado en el centro de Monteros, se apoderaron de mercadería valuada en más de $ 240.000.

El negocio está situado en la céntrica calle Colón al 200. De acuerdo con el informe oficial, el robo ocurrió entre las 4 y las 6. En ese horario los asaltantes ingresaron por el acceso principal del negocio. Esa entrada da hacia la calle, que está bien iluminada y que, además, tiene dos cámaras de seguridad (una en cada esquina), que son controladas por el Centro de Monitoreo, informó la Policía.

En este contexto también se señaló que frente al negocio funciona una remisería que está abierta toda la noche. Pero, por ahora, no se dio con ningún testigo que haya visto entrar a los asaltantes.

“Mia Comunicaciones” es un emprendimiento que pertenece a Cecilia Ayala y Luis Prats, un matrimonio que quedó casi arruinado debido a la pérdidas que le provocó el asalto. “Hace siete años que tenemos el negocio y esta es la primera vez que nos roban. No entiendo cómo nadie vio nada. Se llevaron más de 200 celulares y notebooks. Nos dejaron en la ruina”, remarcó la propietaria.

Nadie los vio


El primero en alertar a los comerciantes acerca de lo que había pasado fue Ariel Ayala, hermano de la propietaria, que llegó alrededor de las 7 a la remisería en la que trabaja (ubicada frente al negocio). Al ver a los policías dentro del negocio, el remisero llamó al matrimonio para decirles que les habían “reventado” el local. Nelson Ayala, otro de los hermanos de la víctima, dijo a su vez que los ladrones destrozaron la puerta para entrar. “Rompieron los dos candados. Hicieron palanca hasta romper las soldaduras de la puerta y la cerradura. Es raro que nadie haya visto nada”, subrayó.

Al parecer, los asaltantes trabajaron con la tranquilidad y el tiempo suficientes para dejar los estantes y los escritorios vacíos. “La mayoría de los aparatos eran nuevos, pero también teníamos muchos que habíamos arreglado y que estaban listos para ser entregados. Además se llevaron todos los remitos de venta. Eso les permitirá venderlos rápido. Incluso se llevaron las computadoras que usamos para reparar los equipos”, agregó Nelson Ayala.

Ante la gravedad del robo, la Brigada de Investigaciones de la Unidad Regional Oeste (URO) está trabajando con urgencia para tratar de dar con los asaltantes, informó el jefe de la URO, el comisario Guido Salas. A pesar de esto, según dijeron las víctimas, los policías no encontraron huellas dactilares en el comercio que pudieran servir a la pesquisa.

Por otra parte, se supo que la empresa trabajaba para una compañía de comunicaciones de Córdoba que comercializa equipos de las dos principales empresas de telefonía celular que funcionan en el país.

“Se llevaron hasta unas bolsas con accesorios y una caja con 150 celulares nuevos que habíamos recibido el viernes”, remarcó el hermano de la víctima. Según trascendidos que no fueron confirmados oficialmente, los ladrones integrarían una banda que vende estupefacientes en Monteros.

Comentarios