Europa quiere subir la inflación

Los índices en la zona euro son del 0,4% y buscan que llegue a 2%

22 Nov 2014
FRANKFURT.- El Banco Central Europeo (BCE) está decidido a emplear los instrumentos a su disposición para combatir la caída de la inflación en la zona euro, aseguró ayer el presidente de la entidad, Mario Draghi.

En caso de que no resulten suficientes las medidas adoptadas hasta ahora, el guardián del euro desplegará todo su potencial, recalcó el italiano en un congreso bancario celebrado en la ciudad alemana. “Podríamos adecuar el volumen, el ritmo y la composición de las adquisiciones (de valores)”, añadió.

A través de la compra de cédulas hipotecarias (covered bonds) y valores respaldados por activos (ABS, por sus siglas en inglés), el BCE intenta aligerar los balances de los bancos para que éstos puedan concentrarse en la concesión de créditos a familias y empresas y espoleen la ansiada recuperación económica.

Entre las otras herramientas para impulsar la coyuntura del euro se encuentra la compra de títulos de empresas o una nueva inyección de liquidez para que las entidades financieras compren deuda pública a gran escala (el llamado quantitative easing o QE).

“Vamos a hacer todo lo necesario para elevar lo más rápido posible la inflación y las expectativas de inflación, tal y como lo exige nuestro mandato de preservar la estabilidad de precios”, insistió Draghi.

Las declaraciones de Draghi y la perspectiva de más dinero en circulación provocaron la caída del euro. La divisa única cerró de 1,2539 a 1,2422 dólares en el cambio oficial.

La inflación en la zona euro es en la actualidad de 0,4%, muy por debajo del objetivo cercano al 2% en el que se considera garantizada la estabilidad de precios. Las bajas tasas de inflación constituyen un freno para la coyuntura debido a que las empresas y los particulares posponen inversiones y gastos a la espera de precios más bajos.

El presidente del Bundesbank alemán, Jens Weidmann, advirtió, por su parte, del peligro de continuar apostando por la expansión monetaria. “Para estimular el aumento del crédito se necesita algo más que condiciones favorables de refinanciación”, comentó. (DPA)

Comentarios