La ventana indiscreta se abre a los vecinos - LA GACETA Tucumán

La ventana indiscreta se abre a los vecinos

Películas del período mudo se proyectarán en la calle con música en vivo y en forma gratuita.

14 Nov 2014
Si alguien le toca el timbre y le pide permiso para usar su ventana, otórgueselo. Podrá disfrutar de una velada especial, con películas clásicas de la época del cine mudo ambientadas musicalmente en vivo, en compañía de vecinos con los que no comparte una distracción desde hace tiempo. En definitiva, será parte de un hecho artístico que tiene un impacto social.

Se trata de “La ventana indiscreta”, el nuevo ciclo que se desarrolla en los barrios de la capital. La cita de hoy, a las 21, es en General Paz al 500. “Proyectamos filmes desde el interior de las casas, con la gente sentada o parada en la calle. Hemos elegido cortos entre 1895 y 1927, que es el año en que comenzó el cine sonoro. También es una intervención urbana, con la participación directa de los vecinos que transforman el lugar común”, explica Nicolás Aráoz, quien coordina la experiencia que reúne al Grupo Volpini y a Arte Rodante.

Fernando Ríos resalta que lo más relevante es “reversionar lo que era el cine club con nuevos paradigmas para nuevos públicos, a los que vamos a buscar donde se encuentran”. “Es una celebración del encuentro vecinal con vino para los adultos y gaseosas para los chicos y pochoclo para todos”, agregó. Antes de cada corto, habrá un maestro de ceremonia que explicará de cuándo es la filmación y motivará la mirada del público.

Nicolás Aiziczon tiene una responsabilidad clave: es el pianista que acompaña cada escena con notas y acordes en vivo. “No hay nada pautado; la premisa es improvisar y jugar con lo que se va proyectando y con la reacción de la gente, para construir climas”, señala.

“Es volver a darle vida a una época cada vez más olvidada y que casi no tiene lugar. Hay todo un género que se está perdiendo”, advierte Darío Molleker, quien además lamentó que “el cine vaya tendiendo cada vez más a lo individual en vez de a lo colectivo”.

Mauro Cena releva todo el proceso en soporte digital para una revista audiovisual, y destaca la importancia de que las funciones sean gratuitas: “la gente se encuentra en un espacio abierto, de una manera solidaria”.

Comentarios