Pidieron leyes que protejan a embarazadas y niños por nacer

Distintos grupos pro vida, católicos y de otras religiones se unieron para expresar su postura a favor de la vida. Hubo representaciones, cantos y carteles alusivos Unas 8.000 personas, en su mayoría familias, se manifestaron en la plaza central

04 Nov 2014
1

¿A QUIENES CONOCEN USTEDES? De los nueve diputados por Tucumán, sólo cuatro fueron señalados por la multitud que se congregó anoche. la gaceta / foto de diego aráoz

“No sé si soñaba, /no sé si dormía, /y la voz de un ángel dijo que te diga, /celebra la Vida ...” Ese fue el himno que se escuchaba anoche desde las 20 en la plaza Independencia. Convocados con el único propósito de manifestarse a favor de las leyes que defienden la vida, unas 8.000 personas, en su mayoría familias con niños, se congregaron con pancartas. El disparador fue la reunión de la comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados para tratar un proyecto de ley sobre el aborto.

“Parece increíble que haya gente que rechace la vida” reflexiona Federico Arroyo, papá de 10 hijos, todos presentes en la marcha. Federico tiene 40 años y sus hijos 17, 16, 14, 12, 10, 8, 6, 4 2 y nueve meses. “Una vez nos encontramos con una señora en el súper. Me miró enojada y me preguntó ¿son todos de usted? Sí, le contesté sonriente. ‘¡Pero qué irresponsable!’, me retó”. Federico y su mujer son docentes y nunca consiguieron una casa en el Ipvdu ni salieron sorteados en el plan Procrear.

“Somos un problema para el Estado, me lo dijo alguien que trabaja allí”, comenta decepcionado. Mira con serenidad a los cinco niños que lo rodean, que llevan cartelitos colgados del cuello, que dicen, por ejemplo, “La vida es sagrada”, y que, por supuesto, no dejan de saltar ni de llamar a mamá y a papá todo el tiempo. “Podemos no estar bien económicamente pero nada se compara con la alegría que ellos dan. Además, te juro: cada uno de mis hijos vino con el pan bajo el brazo”, asevera Federico.

La marcha fue organizada por Tucumán por la Vida, un nucleamiento de grupos pro vida, católicos y no católicos. “Tuvimos reuniones con diputados y les pedimos leyes que apoyen la vida, a las mujeres embarazadas, a los niños por nacer y sobre todo que elaboren nuevas leyes que tiendan a crear las condiciones necesarias para que nunca más una mujer sufra el horror del abuso sexual, físico y psicológico”, explicó Sofía Lobo, representante del grupo y futura mamá (luce una pancita de cinco meses).

“A ver, ¿a quiénes de aquí conocen? ¡Levanten la mano!”, desafió uno de los jóvenes que conducía el acto frente a la Casa de Gobierno. Señalaba nueve carteles con los rostros de los diputados que representan a Tucumán. Sólo cuatro fueron reconocidos por el público: Juan Casañas, José Cano, Luis Sacca y Alfredo Dato. Luego se realizó una representación que mostraba a una mujer en conflicto y se dio una vuelta a la plaza Independencia. En la marcha había integrantes de la Mesa de Diálogo Interreligioso, grupos de Acción Católica, ecologistas y sordos de la parroquia La Merced, entre muchos otros.

Comentarios