“Entre 2015 y 2016, crecerá la demanda internacional y los precios se tonificarán”

El ingeniero Luis Varela dijo que el Ipaat cumplió con la ley porque retuvo el 22,83% de los azúcares producidos. ¿El bioetanol es el futuro?

31 Oct 2014
El gerente del Instituto de Promoción del Azúcar y Alcohol de Tucumán (Ipaat), ingeniero Luis Carlos Varela, hizo un balance sobre el primer año de experiencia con la utilización del sistema de control de molienda de caña.

“Es muy bueno lo hecho con el sistema implementado y en funcionamiento en la mayoría de los ingenios. Los controles se realizan las 24 horas del día, mientras dure la zafra, tanto del personal en el Ipaat como in situ en los ingenios. Hasta fines de diciembre serán 12 las fábricas con el sistema instalado. Para la zafra 2015, nuestras expectativas son que los 15 ingenios estén monitoreados automáticamente. La industria que no cumpla tendrá sanciones, porque así lo establece la normativa vigente”, declaró a LA GACETA Rural.

“Nuestros controles incluyen los azúcares retenidos, el 22,83% de lo producido. El Ipaat toma esa cantidad en warrants o en un depósito, que a través de un comodato se convierte en un depósito fiscal; nos aseguramos que dicha azúcar esté inmovilizada y será la que se libere cuando esté acreditada la exportación o la fabricación de alcohol no proveniente de melaza”, explicó Varela. En Tucumán la zafra está terminando. “En abril se estimaba una producción de 1,4 millón de toneladas de azúcar; hoy estamos en 1,46 millón, lo que indica que las estimaciones fueron bastante exactas”, destacó.

¿Cuáles son los resultados obtenidos?, se auto preguntó Varela.

“Esperábamos que los precios se empiecen a tonificar. Con los compromisos a exportar y los de la azúcar para alcohol, el azúcar remanente está ajustada a la demanda interna”, destacó el gerente, y agregó: “estamos cerca de lo que consume el mercado interno, de manera que los precios deberían tonificarse; durante la zafra no ocurrió porque productores e industriales ofertaron su azúcar por necesidades de financiamiento”.

Por otro lado, Varela indicó que “los analistas estiman que la demanda mundial reducirá los stock de azúcar. Por lo tanto, entre 2015 y 2016, crecerá la demanda mundial y los precios mundiales tenderían a la suba”, dijo esperanzado.

“La base del sistema está. Muchos ingenios están controlando, trabajamos conjuntamente con los componentes de la actividad, estamos convencidos de que sí debe existir un control. Hoy sabemos cuánta caña bruta es molida, y también la cantidad de melaza que hay en los ingenios; tenemos que poder controlar la producción de azúcar blanca y cruda, y el alcohol. La actividad tiene futuro. Está en manos de los actores”, precisó.

Alternativa

El gerente reconoció que hay proyectos para aumentar la producción de bioetanol. “Es una alternativa. Hoy, Argentina importa nafta. Existe un proyecto del Gobierno nacional para incrementar la Competitividad del Sector azucarero del NOA (Proicsa) con financiamiento del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

Varios ingenios quieren participar: Atanor, Leales y el Grupo Minetti, con nuevas destilerías y/o deshidratadoras, mientras que Santa Bárbara y La Corona presentaron proyectos para incrementar su producción. También está el caso de algunas que, siendo proveedoras, no están aprovechando su capacidad instalada como en el caso de La Florida, Santa Rosa, Santa Bárbara, La Corona y Trinidad. “Tucumán debe obtener ese cupo extra para bioetanol, con lo que se podría revitalizar la actividad cañera”, planteó.

La caña es uno de los cultivos que arraiga al hombre al campo. “Si se hicieran estos proyectos de bioetanol, se lograría la recuperación total”, planteó como desafío.

Comentarios