Tras un Regional agotador, los "Naranjas" van por más

El último esfuerzo de Mariano Centurión.

28 Oct 2014
1

A JUGAR. Mariano Centurión junto a Álvaro Galindo, el año pasado. Ambos jugaron su último partido en la “U” el mismo día.

Los cambios en el calendario nacional, motivados por la reformulación y vigorización del Nacional de Clubes, supuso una larga y desgastante pasarela apta sólo para planteles numerosos. Tras las 25 jornadas del Regional (más las ocho del Nacional, en el caso de los jugadores de Universitario y Tucumán Rugby), es el orgullo de vestir la camiseta del seleccionado en un Campeonato Argentino el que motiva a los “naranjas” a hacer este último esfuerzo.

Un esfuerzo que, en palabras de Mariano Centurión, bien vale la pena. “Integrar el seleccionado es para cada jugador un orgullo tremendo, un gran premio. Dos días después de que terminó el Regional, ya estábamos todos entrenando, a disposición de los técnicos, con ganas de encarar el Argentino de la mejor manera. Es un grupo muy lindo, que sabe que está frente a un desafío muy difícil”, revela el medio scrum de las “serpientes”. En su caso, cobra mayor fuerza lo de último: finalizado el Argentino, dejará de ser jugador de rugby. De hecho, se despidió de la “U” el mismo día en que lo hizo el capitán Álvaro Galindo. De todos modos, aclara que prefiere no hablar todavía del tema. “Más allá de que me cuesta, porque es una decisión muy dolorosa que tomo a causa de una lesión, aún tengo un mes muy lindo por delante y quiero disfrutarlo”, explica.

Como parte de un grupo que transpira talento, el de Uni está al tanto de que nadie tiene el puesto asegurado. “El plantel es similar al del año pasado, con la salvedad de algunos chicos que subieron este año y que se acoplaron muy bien. Hay muy buenos jugadores en todos los puestos, pero la competencia siempre es sana y leal. La experiencia de jugar un argentino es tremenda, porque pasas mucho tiempo con los chicos. La verdad que se lo disfruta bastante. El clima es espectacular”, asegura.

El que no es tan plácido es el “otro” clima, el que hace reventar al termómetro. “A veces entrenamos a la siesta y es duro, pero si sos tucumano ya tenés que estar acostumbrado. Además, las prácticas están bien manejadas, con varias pausas para hidratarse y recuperarse. No pensamos en el calor, sino en el primer partido. Estamos muy metidos en eso”, cerró Centurión.

Comentarios